Curiosidades

¿Dejar en paz a los cangrejos amenazados? Su sangre azul es vital para las farmacéuticas, pero habría un sustituto

La recolección de la sangre de cangrejos herradura (‘Limulus polyphemus’) para fines farmacéuticos amenazaría a la existencia de esta especie. Un compuesto artificial podría poner fin a la práctica, pero se tropieza contra la oposición de la industria.

La sangre azul de esos seres, cuyo origen se remonta a 450 millones de años, se utiliza para la fabricación del lisado de amebocitos del Limulus (LAL). Este preparado puede detectar endotoxinas bacterianas, sustancias potencialmente mortíferas, en medicamentos inyectables y dispositivos como prótesis de cadera.

«Cada candidato a fármaco o vacuna o ensayo clínico o solución terminada inyectada en el cuerpo debe someterse a una prueba del LAL. El agua y las materias primas que se utilizan en estas soluciones también tienen que ser analizadas. Así que este es un efecto aditivo inmenso, dada la cantidad de empresas que ahora están trabajando en vacunas y medicamentos para el covid-19», dijo Kevin Williams, investigador de la multinacional francesa bioMérieux, en declaraciones a The Washington Post.

En el marco de la práctica, los especímenes de ‘Limulus polyphemus’ son capturados y trasladados a laboratorios donde les extraen un 30% de la sangre. Aunque luego los devuelven al mar, entre un 15-30% de ellos muere, según varias estimaciones. En el 2019, fueron cosechados 637.000 cangrejos, lo que supone que al menos 95.000 de ellos murieron.

La disminución de la población de ‘Limulus polyphemus’, calificada como especie vulnerable, amenaza también a otros animales. Por ejemplo, el número de playeros árticos se redujo en un 75% entre 1980 y el 2000, en gran medida por la disminución de los huevos de cangrejos herradura, que forman una parte importante de su dieta.

Alternativa artificial

Entre tanto, hay una alternativa sintética a la prueba del LAL. La llamada ‘prueba de endotoxinas por el factor C recombinante’ (rFC), producida por bioMérieux, no funciona peor que la sangre de los cangrejos, según la mayoría de estudios disponibles, indica el científico Jay Bolden, de la farmacéutica Eli Lilly.

De hecho, hay solo un estudio, publicado por Charles River Laboratories International, empresa fabricante del LAL, que señala de un rendimiento inferior del rFC. Bolden opina que esto se debe al uso del agua prefiltrada, lo que podría sesgar los resultados. No obstante, desde la compañía aseveran que utilizaron varias muestras del agua y que la investigación fue revisada por pares.

«Si bien estas muestras de agua no se analizan de manera rutinaria para detectar endotoxinas bacterianas, existen dentro de las instalaciones de fabricación y, por lo tanto, presentan riesgos para las operaciones de fabricación», indica Samantha Jorgensen, directora asociada de relaciones públicas y redes sociales de la empresa.

Como fuere, Eli Lilly es la única compañía estadounidense en utilizar eFC. Tanto la Farmacopea de EE.UU. como la Administración de Alimentos y Medicamentos todavía no han aprobado dicho método como alternativa completa al LAL.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba