Curiosidades

Descubren un manuscrito bíblico de hace 2.000 años y los restos momificados de un niño en la ‘caverna del horror’ en Jerusalén

Fragmentos de un manuscrito bíblico de 2.000 años de antigüedad han sido descubiertos en una cueva en el desierto de Judea, al sur de Jerusalén, informó este martes The Jerusalem Post con cita a la Autoridad de Antigüedades de Israel.

Al artefacto fue hallado en un sitio que se conoce como la ‘caverna del horror’, ubicada a 80 metros de la cima de un acantilado y que solamente puede ser accedida descendiendo a rápel, donde en los años 1960 ya habían sido encontrados unos 40 esqueletos humanos.

Los expertos califican el hallazgo como el primero de este tipo desde el descubrimiento de los Manuscritos del Mar Muerto hace más de 70 años, los cuales datan de entre los siglos III a.C y I d.C e incluyen las copias más antiguas de algunos textos bíblicos.

El nuevo manuscrito contiene pasajes de varios profetas menores —incluyendo los libros de Zacarías y de Nahum— escritos en griego, pero con el nombre de Dios en paleohebreo.

Los participantes de la expedición encontraron en el lugar otros objetos arqueológicos únicos, entre ellos los restos momificados de un niño envuelto en una tela, de aproximadamente 6.000 años de antigüedad, con partes de piel, cabello y tendones preservados gracias a las condiciones climáticas de la cueva.

El sepulcro, un pequeño hueco excavado por los antiguos habitantes de la caverna, se encontraba oculto bajo dos rocas de forma plana.

Asimismo, hallaron un canasto intacto de hace unos 10.000 años —el más antiguo conservado en esas condiciones hasta nuestros días— y un lote de monedas de época de la rebelión de Bar Kojba, una revuelta armada de los judíos contra el Imperio romano en los años 132-136 d.C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba