Curiosidades

«Un dragón de la vida real»: un pterosaurio de 40 afilados dientes, el más grande encontrado en Australia, resulta ser una especie nueva

El pterosaurio más grande descubierto en Australia ha recibido nombre formal como una nueva especie después de que un investigador empezara a estudiar más a fondo los fósiles del espécimen, que acumulaban polvo en un estante de un museo local.

Los restos del antiguo reptil volador -un pterosaurio de 40 afilados dientes y una envergadura estimada de siete metros- fueron hallados en 2011 cerca de Richmond, en el noroeste del estado de Queensland, y desde entonces habían estado exhibidos en el museo Kronosaurus Korner.

«Tenía un letrero que decía ‘Pterosaurio – indeterminado'», contó Tim Richards, del Laboratorio de Dinosaurios de la Universidad de Queensland, quien dirigió el equipo de investigación que analizó el fósil de la mandíbula de la criatura.

«Cuando comencé a mirarlo de cerca, me di cuenta de que tenía características que nunca había visto antes y me pregunté si podría ser algo nuevo. He aquí que lo fue», dijo el científico, citado por Brisbane Times.

El pterosaurio fue bautizado como ‘Thapunngaka shawi’, un nombre compuesto por dos palabras en el idioma indígena local wanamara que significan ‘lanza’ y ‘boca’.

El nombre parece muy apropiado: el animal tenía un cráneo de más de un metro de largo con una hilera de 40 dientes en forma de aguja que probablemente usaba para pescar.

«Es lo más parecido a nuestra percepción de un dragón de la vida real», comentó Richards.

«Aunque los pterosaurios podían volar, no se parecían en nada a los pájaros, ni siquiera a los murciélagos (…) Los pterosaurios fueron un grupo diverso y exitoso de reptiles, los primeros animales con huesos de espalda en dominar el vuelo», explicó Richards.

La nueva especie pertenece a un grupo de pterosaurios anhanguerianos que habitó todos los continentes durante el último período de la era de los dinosaurios, previo a la gran extinción de hace unos 65 millones de años.

La descripción completa del hallazgo ha sido publicada en el Journal of Vertebrate Paleontology.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba