Deportes

Busquets reveló cuál fue su reacción cuando se enteró de que Messi se iba del Barcelona

A los 33 años, Sergio Busquets heredó la cinta de capitán de Lionel Messi tras la partida del astro del Barcelona. Sin embargo, el centrocampista jamás hubiera deseado la despedida del delantero, que supo invitarlo a la cena íntima antes de emigrar, que celebró en su casa en Casteldefels. Así lo confirmó en la conferencia de prensa previa al encuentro de este martes ante el Bayern Múnich en el CaBmp Nou, el primero de Champions League sin la estrella argentina.

El volante de la selección española reveló cómo lo impactó el adiós de la Pulga, que fue sorpresivo, dado que tenía todo listo para renovar su vínculo con el Barsa por dos años. Sin embargo, cuando el atacante regresó de sus vacaciones con la pluma enarbolada para dejar su rúbrica, se encontró con que las dificultades económicas del club impedían su continuidad, y con que el Fair Play financiero que exige la Liga representaba un obstáculo insuperable.

Nos dejó en un estado de shock por lo que significaba Leo para el Barça y para mí. Son circunstancias difíciles de digerir, fue duro pero ahora hay que cambiar el chip. Ya lo estamos haciendo y nos tenemos que acostumbrar a jugar sin Leo y todo lo que conllevaba”, confesó Busquets.

En efecto, mbos mantenían una relación estrecha y, futbolísticamente, hablaban el mismo idioma. Hoy, Messi se convirtió en un rival con grandes aspiraciones de quedarse con la Orejona, ya con la camiseta del PSG. Y Barcelona debe intentar resurgir en la máxima competencia continental a nivel clubes sin su carta de gol.

“En el fútbol puede pasar de todo. El Chelsea no entraba en el grupo de favoritos y ganó el título. Es muy importante que rindamos a nivel equipo, que es lo que ahora predomina. Sabemos que no tenemos a Leo y sus individualidades, pero tenemos que superarlo. Sabemos la dificultad que enfrentamos, pero tenemos ambición con este equipo, ¿por qué no?”, se envalentonó.

El sorteo determinó que Barcelona se vuelva a topar con el Múnich en el Grupo E (junto a Benfica y el Dínamo de Kiev), justo el adversario que le propinó el célebre 8-2 en la temporada 2019-2020. “El 8-2 son cosas que vienen dadas y difíciles de aceptar. En el fútbol a veces hay resultados positivos y negativos. Ya estamos mentalizados en que será diferente. Son equipos, temporadas y circunstancias diferentes”, concluyó.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba