Deportes

Christian Eriksen se realizará un examen médico decisivo para conocer si podrá retomar su carrera profesional

El caso de Christian Eriksen durante la última Eurocopa dejó paralizado al mundo del fútbol por algunos minutos luego de desvanecerse en el campo de juego en el partido entre Dinamarca Finlandia. Desde aquel entonces, el talentoso volante de Inter de Milan trabaja día a día para regresar de la mejor manera posible a la competencia de alto rendimiento con un desfibrilador automático en su corazón. Pero para poder tener más certezas sobre su futuro, debe realizarse un importante estudio médico.

El próximo mes en Copenhague se decidirá si el danés puede jugar en la Serie A o no. Vale recordar que el jugador de 29 años colapsó durante el partido inaugural de su país en la Eurocopa 2020 después de sufrir un paro cardíaco, antes de ser revivido en el campo mediante un tratamiento urgente de reanimación cardiopulmonar (RCP). Después de que se estabilizó, fue trasladado al hospital donde se le colocó un desfibrilador cardioversor implantable (ICD) en el pecho para regular los latidos del corazón, pero su carrera en el fútbol se ha sumergido en dudas.

La ley italiana establece que ninguna persona puede practicar deporte en ningún nivel si tiene alguna anomalía cardíaca significativa y el organismo rector del fútbol del país reveló en julio que Eriksen necesitaría que le quitaran el ICD para poder volver a jugar. Christian regresó al campo de entrenamiento del Inter el mes pasado por primera vez desde su problema en el corazón para someterse a controles médicos y los campeones italianos revelaron que el jugador “está en excelente condición física y mental”.

Según informó la Gazzetta dello Sport, el enganche tendrá un chequeo dentro de un mes para determinar si el ICD, que envía un pulso eléctrico para corregir ritmos irregulares, debe permanecer permanentemente en su pecho o puede ser removido. El informe dice que los médicos daneses están en constante comunicación con el equipo médico del Inter sobre si el jugador, que se está relajando con su familia en Milán, podría volver a los entrenamientos.

En el cuadro italiano son optimistas en que Eriksen podría participar en entrenamientos individuales e incluso jugar al fútbol en una instalación deportiva danesa mientras espera los resultados como intento para mantenerse en forma si se le concede permiso para regresar a Italia. En caso de que deba quedarse con el desfribrilador una de las alternativas que asoma es la Eredivisie de Holanda donde está permitido el uso de este tipo de artefactos como por ejemplo Daley Blind, defensor del Ajax y de pasado por el Manchester United.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba