Deportes

El Barcelona se sigue desmembrando: otro jugador se larga.

El Wolverhampton ha llegado a un acuerdo con los azulgranas para llevarse a un defensor del equipo español.

La reestructuración del Barcelona continúa, aunque en realidad podría calificarse más de un desmembramiento que de una reestructuración. Nadie ha llegado y a la salida de Iván Rakitic, Arturo Vidal y (casi seguro) Luis Suárez, se sumará otro elemento que va para afuera

Y es que, según varios medios españoles, el lateral Nelson Semedo se marchará al Wolverhampton y, aunque no es oficial aún por el cuadro inglés, el mismo jugador se ha encargado de confirmarlo al despedirse, a lo que la cuenta de Twitter del conjunto español ha respondido con un gracias. Es cuestión de horas para que se haga pública toda la negociación.

Medios como 20minutos.es, adelantaron que el traspaso sería por cerca de 35 millones de dólares más 11.69 en variables, prácticamente al mismo precio por el que llegó al conjunto culé.

Jorge Mendes, su agente, es propietario del 20 por ciento de las acciones de los Wolves y ha sido pieza clave para que se marche hacia el equipo de la Premier League.

Esta es, en realidad, la primera gran venta del Barcelona en medio de la crisis financiera e institucional que vive, puesto que apenas ingresaría de manera inmediata un poco más de un millón por Rakitic, y menos del millón por Vidal.

El lateral derecho se lo tiene ganado Sergi Roberto, ya que es el único que queda por ese lado y es el cuarto capitán del equipo. Sin embargo, se especula con que Ronald Koeman quiere al jugador del Ajax Sergiño Dest, de apenas 19 años y quien también es pretendido por el Bayern Múnich. La En teoría, el jugador podría llegar a costar entre los 17 y los 23 millones de dólares.

La otra posibilidad es Max Aarons, un lateral de 20 años del Norwich inglés que descendió con el equipo a la Segunda División. Por él, su equipo ya habría rechazado una oferta de 23.37 millones de dólares.

Semedo estuvo tres temporadas en el conjunto azulgrana, a donde pasó sin pena ni gloria. Con este panorama Semedo, poseedor de unas atractivas cualidades ofensivas, contaba con muchas opciones de adueñarse de la posición. Pero eso jamás ocurrió y se la fue repartiendo con Sergi Roberto en una demostración de que ninguno de los dos sumó suficientes méritos para ser indiscutible. La utopía de convertirse en el nuevo Dani Alves se fue esfumando rápidamente con el paso del tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba