Deportes

El impactante momento en el que un partido de fútbol se interrumpió por la demolición de cuatro torres de más de cien metros

El hecho ocurrió en Inglaterra, en el marco de una reurbanización de la zona en donde funcionaba una central eléctrica

Este domingo, los jugadores del equipo británico Barton Town FC se llevaron tremendo susto durante un partido que estaban disputando en Rugeley, Staffordshire, en el centro de Inglaterra. Es que mientras las acciones ocurrían en el verde césped, un estruendo obligó a detener el duelo durante algunos segundos en el que los jugadores se quedaron perplejos.

Algunos presentes pudieron captar el momento en el que en cuatro gigantescas torres de casi 120 metros de altura desaparecieron en cuestión de un parpadeo producto de una demolición programada que se estaba llevando adelante a metros de la cancha. Separados por una arboleda y una calle, el partido se estaba desarrollando con normalidad hasta que se oyeron las explosiones.

Las construcciones formaban parte de la antigua central eléctrica del lugar que dejó de funcionar el 8 de junio de 2016, 60 años después de que comenzara su construcción. A principios de año se aprobó el proyecto para construir allí un complejo de viviendas sostenible en donde habrá también grandes espacios verdes y una escuela, además de algunos comercios. En su día, la central eléctrica de carbón proporcionó electricidad a millones de hogares de la zona y fue uno de los últimos vínculos de esta región del centro de Inglaterra con su herencia minera de carbón.

“Esta innovadora remodelación ayudará a dar nueva vida a la comunidad local, proporcionando nuevos empleos, miles de hogares con bajas emisiones de carbono y una nueva escuela, al tiempo que respalda nuestros ambiciosos compromisos climáticos”, explicó Anne-Marie Trevelyan, ministra de Estado de Negocios, Energía y Crecimiento Limpio.

La demolición de las cuatro torres que solían emitir los vapores producto del enfriamiento era el último paso para poder ahora sí comenzar con las obras y los jugadores del Barton Town FC fueron espectadores de lujo del momento en el que cambió para siempre el paisaje de la zona. Además, para prevenir contagios del coronavirus, los encargados de dinamitar el lugar prohibieron la presencia de público en las zonas aledañas para evitar el aglomeramiento de personas que suele verse en este tipo de eventos. En lugar de eso filmaron todo el proceso y lo transmitieron en vivo por las redes sociales.

Pese a esto, varios vecinos se acercaron al lugar para grabar con sus celulares el histórico hecho para Rugeley y ser testigos de un cambio de paisaje. En ese momento, los futbolistas estaban en pleno encuentro cuando escucharon el estruendo y se quedaron perplejos viendo como las enormes torres se desplomaron causando tal alboroto que los obligó a detenerse. Luego del asombro, el cotejo siguió su curso normal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba