Deportes

La curiosa historia de Sabella Band, la banda de rock inglesa que homenajeó con su nombre al ex técnico de la selección argentina

Todas las semillas que Alejandro Sabella sembró en la Argentina le reportaron profundas demostraciones de cariño tras su muerte, a los 66 años. En los fanáticos de Estudiantes de La Plata, en donde encabezó la última era dorada del club, siempre a partir de los valores que hizo bandera; en los hinchas de la Selección, que le agradecen el vibrante camino al subcampeonato de Brasil 2014, la última oportunidad en la que Argentina soñó con alzar su tercera Copa del Mundo. En sus ex compañeros cuando era Pachorra, el delantero de la pegada excelsa; en sus dirigidos, en cada uno de los planteles a los que orientó.

Una semilla, plantada en Europa, en sus épocas de futbolista, también germinó con fuerza. Y ofrece frutos voluptuosos desde entonces, aunque en Argentina no los veamos. Sabella vistió con éxito la camiseta del Sheffield United entre 1978 y 1980. Allí disputó 76 partidos y anotó seis goles. Y dejó una huella indeleble. De ahí se mudó al Leeds, antes de regresar al país como jugador del Pincha.

Lo que seguramente jamás imaginó Pachorra es que sus regates y pases filtrados iban a provocar que, décadas después, un grupo de jóvenes iba a decidir apelar a su apellido para bautizar una banda de rock en Inglaterra. En efecto, sus virtudes futbolísticas alumbraron Sabella Band, el grupo musical que ganó especial atención (y un número importante de nuevos seguidores en las redes sociales) luego de la participación de la selección argentina en el Mundial de Brasil.

Entonces, Steven Cowen, manager de la banda, supo reconocer que “Alex es uno de los diez mejores jugadores de todos los tiempos del Sheffield United, por lo que es muy famoso aquí. Y escogimos su nombre por nuestro amor hacia él y hacia el fútbol de Argentina”.

Sabella Band llegó a barajar nombrar canciones suyas con los nombres de “River Plate” (club en el que Alejandro saltó a la élite) y Kempes; sí, por la figura de Mario Alberto, campeón y figura de Argentina en el título del Mundial 78.

“Todos aman el nombre de nuestra banda”, agregó Cowen, quien reveló que uno de los integrantes (Jake, Tony, Joe y Bob son los guitarristas y vocalistas, bajista y baterista, respectivamente) llegó a salir al escenario con una casaca albiceleste con el nombre del ex delantero y coach en la espalda. Impensado para muchos, teniendo en cuenta la rivalidad entre Argentina e Inglaterra.

Pero Sheffield se convirtió en la patria chica de Sabella. “Lo vimos una vez que vino al país con River Plate y le pedimos que nos firmara una pintura suya. Nos encantaría tenerlo aquí alguna vez como DT, pero no veo que eso vaya a suceder”, dijo entonces el manager, cuando Alejandro estaba en el clímax de su carrera en el banco de suplentes. Luego dio un paso al costado tras su experiencia en la Copa del Mundo, debió enfrentar una larga enfermedad, a la que superó, y el martes 8 de diciembre falleció.

Sin embargo, dejó un legado frondoso, que hasta incluye una banda de rock a la que le prestó el nombre y que llegó a tocar en este turbulento 2020 en el que los espectáculos no abundaron por la pandemia de coronavirus.El afiche de uno de sus shows en 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba