Deportes

La escalofriante entrada al Chucky Lozano en el México vs Trinidad y Tobago: salió noqueado y con collarín

El debut de la Selección Mexicana en la Copa Oro fue opacado por una aparatosa lesión de uno de los mejores jugadores del equipo comandado por Gerardo Martino

En los primeros minutos del debut de la Selección Mexicana en la Copa Oro, uno de los mejores jugadores del combinado tricolor tuvo que ser sacado de la cancha tras un fuerte contacto. Hirving Lozano ingresó al área grande con la intención de rematar un pase filtrado, pero la marca férrea de los defensores de Trinidad y Tobago lo hizo tropezar y chocar con el arquero. Tras el contacto, el mexicano quedó tendido en el pasto sin poder moverse y con la ceja abierta.

Rogelio Funes Mori, quien realizó su debut como delantero mexicano en un torneo oficial, devolvió una pared a Lozano en el minuto 11. El delantero del Napoli se coló entre dos defensores y recibió el pase filtrado. Aunque su ubicación fue buena para impactar el balón, instantes antes de poder patearlo cayó al suelo por un aparente empujón en la espalda. En la precipitación se estrelló con la rodilla del arquero, pero el árbitro no decretó penal ni interrumpió la jugada.

Al notar algo extraño en el mexicano, los jugadores que se encontraron cerca de él indicaron al juez que frenara el juego, pero no hizo caso. Y es que en la acción, la cabeza de Lozano se estrelló con la rodilla del arquero. No obstante, debido a que el contacto fue de frente, el cuello del mexicano tuvo un peligroso movimiento que pudo haber lesionado sus cervicales. Después, recibió otro golpe con el zapato de Marvin Phillip en su rostro y finalizó debajo de dos contrincantes.El jugador permaneció inmóvil después del fuerte contacto (Foto: Kevin Jairaj/REUTERS) El jugador permaneció inmóvil después del fuerte contacto (Foto: Kevin Jairaj/REUTERS)

Los jugadores que presenciaron la entrada, se acercaron a reclamar la indiferencia del juez central. Él, por su parte, decidió amonestar a Edson Álvarez por los airados reclamos antes de acudir a verificar el estado de salud de Lozano. Después de algunos instantes, las y los asistentes médicos ingresaron, pero notaron que el mexicano no podía moverse.

Finalmente, lo inmovilizaron con un collarín y lo llevaron fuera del terreno de juego. Su lugar en el cuadro fue ocupado por Efraín Álvarez. De acuerdo con los antecedentes de las lesiones acontecidas en el mismo recinto, Chucky Lozano habría sido trasladado al Texas Health Arlington Memorial Hospital, ubicado a tres kilómetros de distancia de la cancha del AT&T Stadium.

De acuerdo con los informes de Gerardo Velázquez de León, reportero de Azteca Deportes, al llegar al nosocomio, el jugador se reportó como estable y consciente. Los dos doctores que integran el cuerpo médico del tricolor lo acompañaron en el traslado y comunicaron a sus compañeros de vestidor, en el medio tiempo, que Lozano estaba bien y se le realizarán estudios a profundidad en el cuello, ojo y espalda para evaluar y determinar el estado de la lesión.El jugador abandonó el campo en camilla (Foto: Kevin Jairaj/REUTERS)El jugador abandonó el campo en camilla (Foto: Kevin Jairaj/REUTERS)

Al momento, ha trascendido que la principal preocupación de los médicos radica en la herida que sufrió en la ceja y el ojo. Aparentemente, la profundidad es considerable, por lo que será necesario evaluar y, en su caso, evitar un posible procedimiento quirúrgico para no extender su periodo de recuperación fuera de las canchas. De igual forma, el padre del futbolista informó que Lozano ingresó consciente a los estudios.

Instantes después de su lesión, diversos compañeros de la Selección Mexicana que disputará los Juegos Olímpicos de Tokio, así como del club en el que radica, dieron a conocer su apoyo y le desearon una pronta recuperación. Hasta el momento, la Selección Mexicana no ha difundido ningún pronunciamiento de manera oficial y se desconoce el periodo que estará fuera de toda actividad deportiva.

Este no sería el primer infortunio que padece un jugador mexicano en el AT&T Stadium. En marzo de 2018, Néstor Araujo sufrió una lesión en el menisco, así como en el ligamento colateral medial. Cuatro años antes, en mayo, la víctima fue Luis Montes, quien padeció una fractura en la pierna derecha. Ambos jugadores se perdieron las Copas del Mundo de Rusia y Brasil, respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba