DeportesEl Mundo

La razón por la que “Chucky” Lozano recibe más faltas que Messi

El mexicano del Napoli se encuentra entre los extremos que más faltas reciben en el mundo, solo por detrás de Mattia Zaccagni y Neymar

Hirving Lozano es el tercer extremo que más faltas recibe entre las principales ligas de Europa. De acuerdo a un análisis de BeSoccer, el “Chucky”, quien se desempeña en el Napoli de la Serie A, solo ocupa este lugar por detrás de Mattia Zaccagni, del Hellas Verona, y Neymar, del PSG.

El mexicano, quien normalmente se desempeña por derecha en el conjunto de Gennaro Gattuso promedia, por partido, menos de ocho regates y recibe 3.3 faltas, situación que se nota en cada juego de los napolitanos, pues debido a su velocidad y habilidad, es uno de los principales creadores del juego ofensivo en el equipo de “Rino”.

Si bien Lozano se perdió un mes de actividad debido a una lesión que sufrió en febrero ante la Juventus, el seleccionado nacional se ha mantenido como uno de los mejores jugadores de la temporada y aunque apenas está retomando su nivel, sigue encarando a los defensas cada que tiene oportunidad.

El segundo jugador que más faltas recibe es Mattia Zaccagni del Hellas Verona, quien promedia poco más de ocho regaste por juego y recibe 3.5 faltas; sin embargo, Neymar está en otro aparador, y es que el brasileño del PSG regatea más de 16 veces por juego y cosecha casi 4.7 faltas por encuentro, lo que lo pone muy lejos del resto de extremos en las grandes ligas del Viejo Continente.El mexicano promedia, por partido, menos de ocho regates y recibe 3.3 faltas (Foto: Reuters /Alberto Lingria)El mexicano promedia, por partido, menos de ocho regates y recibe 3.3 faltas (Foto: Reuters /Alberto Lingria)

La metodología de BeSoccer tomó en cuenta a los extremos con al menos 900 minutos de juego y las estadísticas se representaron por 90 minutos, siempre y cuando fueron mayor a cero. En la gráfica que compartieron, Adama Traoré, del Wolverhampton, es de los regateadores con mayor éxito sin recibir contacto, situación que puede ser por su fortaleza física.

El español hace alrededor de 13 regates por juego y recibe menos de tres contactos de falta. Después, Kylian Mbappé, compañero de Neymar en el PSG, es el mejor regateador, ya que hace 11 regates por dueño y recibe apenas 1.5 faltas, esto debido a su velocidad y habilidad, lo que lo hace muy escurridizo.

Por otra parte, Lionel Messi sale en la gráfica y promedia casi 11 regates por juego y 2.5 faltas por encuentro. Arriba del argentino en faltas recibidas están Allan Saint-Maximin del Newcastle con casi 11 regates por juego y cerca de 2.7 faltas, además de Javier Ontiveros, del Huesca, que encara casi 11 veces por juego y recibe 3.1 faltas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba