Deportes

Las confesiones de un ex compañero de Maradona en el Napoli: la comida que lo volvía loco y cuánto valdría hoy el Diez

Antônio de Oliveira, conocido popularmente como Careca, recordó a su socio en el club italiano, donde fueron campeones. Sus ganas por visitar la tumba de Diego

Formaron una exitosa sociedad en el Napoli y desde ese vínculo en la cancha forjó una gran amistad. Antonio Careca fue muy cercano a Diego Armando Maradona y el brasileño habló de lo que significó el Diez en su época e hizo una analogía del valor incalculable del argentino si jugara en la actualidad. En diálogo con El Enganche (947 FM Radio), dejó ricos testimonios.

“El primer encuentro con Diego me marcó. Vino a mi casa y me dio un abrazo. Me abrió las puertas. Al lunes siguiente entrenamos por primera vez y fue todo fácil. Hablábamos la misma lengua. Maradona era alegría. La gente disfrutaba de verlo”, contó el ex delantero. Juntos ganaron en el equipo italiano un Scudetto (hoy Serie A) en 1989/1990, una Copa de la UEFA (1989) y una Supercopa de Italia (1990).

“Era fácil jugar con él, pero también tenía sus momentos difíciles, porque tenía que estar más preparado que para jugar con cualquiera. Convivía con la genialidad. La mejor asistencia me la dio contra la Roma. Vio un milímetro y me tiró la pelota”, recordó.

“Imaginate lo que sería Diego hoy con 22, 23 ó 24 años. Ningún club lo podría pagar. Maradona no tendría club del dinero que saldría. Ni un banco entero alcanzaría”, subrayó el ex atacante de Guaraní, San Pablo, Santos, Campiñas y San José en su país.

Además de su talento, explicó por qué Maradona podía llevar a sus compañeros a la victoria. “Diego estaba siempre presente. En las horas más difíciles, siempre estaba. Sabía de su responsabilidad. Sabía que podía ganar un partido solo, pero que un equipo se construía con un grupo entero. Y lo lideraba. Llamaba a la responsabilidad”, agregó.

Si embargo Pelusa no solo se destacó dentro de un campo de juego. También fue un gran compañero fuera de las canchas y así lo describió el paulista de 60 años: “Maradona era un líder. Dentro y afuera siempre peleaba por todos. Por el utilero, por el masajista, por el último del banco. Era un líder nato. Era siempre el capitán”.

Su estrecha relación los llevó a compartir buenos momentos con sus familias y confesó qué comida brasileña le encantaba al recordado capitán de la selección argentina. “Con Diego salíamos camuflados con nuestros hijos. Él tenía que esconderse por los hinchas y era difícil. Comíamos churrasco con él y la Claudia. A Maradona lo volvía loco la feijoada”, aseguró.

“Diego fue una persona especial. Fue un fenómeno. Alguien inigualable. Lo vamos a recordar eternamente. No sólo fue grande como jugador. Fue grande como persona y como mi amigo. Nunca vamos a olvidarlo”, describió.

Además reveló sus ganas de visitar la tumba de Diego: “Quiero ir a Argentina para despedirme de Diego al cementerio. Recuerdo que una de las primeras cosas que me dijo él es que quería ir a presentar sus respetos a la tumba de Ayrton Senna. A los que le dieron alegría a la gente hay que celebrarlos”. Cabe recordar que en 1998, Careca invitó a Diego al cementerio de Morumbí a que conozca el lugar donde descansan los restos del tricampeón mundial de Fórmula 1.

Por último, comparó su época con la actual e indicó que hoy tendría más chances para convertir. “Hoy haría más goles que en mi época. Las canchas son mejores que lo que eran antes. Los equipos son mejores. Todo es mejor”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba