Deportes

Otra bomba que hace tambalear al Barcelona: Luis Suárez aseguró que “hay una guerra” interna que perjudica al plantel

El segundo máximo goleador histórico del FC Barcelona, Luis Suárez, es una de las voces autorizadas para hablar de la situación actual que atraviesa el club, pese a haber fichado por el Atlético de Madrid y ya no compartir los días con el plantel azulgrana.

El uruguayo, que prácticamente fue obligado por la dirigencia anterior (encabezada por Josep Maria Bartomeu) a abandonar la institución a mediados del 2020, le concedió una entrevista al periódico catalán Sport en la que habló de su salida y el mal trato que recibió por parte de Ronald Koeman antes de partir rumbo a la capital española.

Al mismo tiempo, también se pronunció sobre la marcha de su amigo Lionel Messi al PSG y de las especulaciones que giran en torno a Xavi Hernández como posible reemplazante del técnico neerlandés.

Sobre el triste presente que transita el club, con el asenso de Joan Laporta a la presidencia y las evidentes tensiones que existen con Ronald Koeman, El Pistolero aseguró que hay “una guerra aparte que está perjudicando a los jugadores”. El medio catalán brindó este jueves algunos fragmentos de ese mano a mano como previa del choque Barcelona-Atlético Madrid del próximo sábado y recién este viernes publicará la nota completa.

Entre las declaraciones cruzadas, recientemente el técnico neerlandés aseguró tras caer ante el Benfica por 3-0 que se siente respaldado por sus jugadores y por su actitud, pero que por parte del club no lo tiene tan claro“De mi futuro no puedo decir nada, porque no sé cómo piensa el club”.

Una de las últimas decisiones que tomó el ex presidente Josep Maria Bartomeu antes de renunciar al cargo fue la de fichar al ex futbolista culé para sustituir a Quique Setién. Tras abonar una cláusula liberatoria a la selección de los Países bajos, se le ofreció un contrato hasta junio del 2022.

Suárez también habló de su relación con el técnico neerlandés, quien en la pretemporada se comunicó con él por teléfono para informarle que no estaría en sus planes de cara a futuro. Una resolución pactada con la anterior cúpula dirigencial, con la intención de comenzar a reducir la masa salarial por aquel entonces (también Ivan Rakitic y Arturo Vidal abandonaron la institución en ese entonces).

El delantero de 34 años consideró que fue una “mezcla” de responsabilidades entre presidente y entrenador las que propiciaron su adiós. Además, lamentó “el desprecio” que sintió por parte de Koeman hacia él, considerando que lo trató “como si tuviera 15 años”.

Así como con Sport, el ex Barcelona también le concedió una entrevista a TVE1 en la que amplió este tema: “A veces duelen las formas y más por la trayectoria que tiene uno, por el respeto que siempre he brindado” y agregó: “No me olvido que el año pasado en la pretemporada me mandaban a entrenar aparte para hacer que me enojara y yo como un profesional iba a entrenar todos los días sin una mala cara porque es lo que me toca porque soy así”.

Con respecto a la actualidad que atraviesa el Barsa, explicó: “Me duele la situación que está viviendo el club, por ser un culé más, por haber estado muchísimos años, por tener amigos ahí. El club sabe que no se están haciendo las cosas como se tendrían que hacer, pero después a la hora de tomar decisiones hay gente con experiencia que tiene que tomar esas decisiones. Esperemos que sea un bache del cual el club de vuelta a la situación porque hay mucho futuro dentro con los jugadores que están saliendo”.

Sobre Bartomeu aseguró que le molestó “que filtrara que era malo para el vestuario”. En ese momento se decía que “Luis era el que molestaba al vestuario”, aunque el uruguayo recordó que en un equipo como el Barcelona se necesita de jugadores “que puteen, que corran, con actitud”.

El futbolista, que se enfrentará al Barcelona el próximo sábado por la octava fecha del campeonato español, remarcó que Xavi está “muy capacitado como entrenador”, pero que aún no es el momento para tomar las riendas del plantel.

“Como aficionado al fútbol y lo que ha hecho como jugador, no creo que hoy, mañana o pasado sea el momento de agarrar al equipo. Es inteligente y sabe de la dificultad del club. Debe esperar el momento. Tiene compañeros dentro con los que tendrá que tomar decisiones y va a ser difícil”.

Por último, en la entrevista que se publicará completa este viernes, también se refirió a la partida de su amigo y ex compañero de equipo Lionel Messi: “Leo me decía que quería acabar su carrera en el Barcelona y esto lo hacía feliz”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba