Deportes

Pepe Vargas, Voleibolista salvadoreño, pide ayuda para su hijo gravemente enfermo

Una complicada situación, llevó a Pepe Vargas, a solicitar ayuda en redes sociales, la noche del jueves (11:32 p.m.). Su segundo hijo, Gabo, fue operado de emergencia y tenía hasta este viernes para pagar la cantidad de $1,200 que cobró el hospital por su cirugía.

“Amigos, me encuentro pasando una situación difícil y fuera de mi control. Gabo (mi segundo hijo) está siendo operado de emergencia, debido a un padecimiento que presentó hace algunos días; ha estado medicado durante todo este tiempo, pero el antibiótico no hizo efecto”, escribió y publicó una fotografía junto a su hijo y los datos de cuenta para colaborar.

Luego, su hilo continuó: “El especialista decidió que debía operarlo de emergencia. JAMÁS había hecho algo como esto, pero necesito de su ayuda. La pandemia me ha dejado a mí sin trabajo, el pago de la operación está totalmente fuera de mi alcance. Lo que más deseo es que mi hijo esté bien y que esta enfermedad no afecte su vida”.

Finalmente, cerró: “El hospital nos cobró $1,200 y tenemos hasta mañana (viernes), por la mañana, para pagarlos. No tengo otra forma de ayudar a Gabo, más que pidiéndoles su apoyo. Les agradezco de todo corazón, cualquier ayuda será bienvenida. Que Dios los bendiga a todos”.

Sin embargo, aunque algunas personas comenzaron a colaborar, un tuit del presidente Nayib Bukele, una hora después de la publicación de ayuda (12:44 a.m.), cambió la vida del jugador. El mandatario externó que le será entregada la suma necesaria que Vargas solicitó.

“Estimado @PEPESTRONG, a partir de las 9:00 a.m., en la recepción de Casa Presidencial, estarán los $1,200, como donativo para Gabo. Oraremos para que pronto esté sano. Primero Dios, todo salga bien”, escribió Bukele.

La respuesta de Pepe fue inmediata, donde agradeció la solidaridad del mandatario; y, después, externó un agradecimiento igual a los que ya habían donado y aseguró que los contactaría por mensaje para su devolución.

El deportista comentó a un periódico local: “Me aboqué a la necesidad que tenía. Me he dedicado al comercio de amonio cuaternario, alcohol gel, alcohol líquido, y todas esas cosas que salieron. Y, de repente, me dediqué a cualquier tipo de comercio, cosas deportivas y lo que pudiera vender, porque no tenía dinero, mi rubro se ha detenido (el deporte), ser entrenador de voleibol de playa, pero en este momento no se puede”.

“Pasó este problema con mi hijo. Conforme fue pasando el virus, vendía mascarillas, pero los picos han ido bajando y había bastante competencia y me quedé sin trabajo (el ingreso económico). Ayer (jueves), venía con lo de la consulta, había pasado 12 días con este problema mi hijo, estaba con los antibióticos, pero seguía con el problema, con el dolor, caminando incómodo, y resultó que tenía un quiste en un testículo. El doctor dijo: ‘Te lo tengo que operar de emergencia’”, relató Vargas.

“Puse un post porque dije: ‘De dónde agarro’, porque no tenía dinero. Lo publiqué, venía con $40 de consulta y otros $20 y no tenía más. Publiqué pensando en mis amigos, en la cherada, en todo, en el cariño que la gente me tiene, y al final el presidente de la república me dijo eso y me quedé como apenado con la gente que me había ayudado, porque dije que tengo que devolverle el dinero, pues, no es mi intención aprovecharme de esto. Para nada”, agregó el jugador panamericano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba