Deportes

Piden cuatro años de prisión para la ex número 1 del tenis Arantxa Sánchez Vicario por ocultar bienes para evitar el pago de una deuda

La Fiscalía de Barcelona pide esta pena para la ex tenista y su ex marido Josep Santacana por un presunto delito de alzamiento de bienes

Una noticia sacudió al deporte en España. La Fiscalía de Barcelona solicitó una dura condena para la ex número 1 del tenis Arantxa Sánchez Vicario y a su ex marido Josep Santacana. Son 4 años de prisión debido a un presunto delito de alzamiento de bienes y ocultar su patrimonio a través de un testaferro con la intención de evitar un pago al Banco de Luxemburgo.

Según lo informado por Europa Press, la fiscalía detalló que la deportista actuó “bajo las consignas de su marido” una vez se le notificó la reclamación de la deuda en julio de 2010. Se les solicita una indemnización de 6.1 millones de euros. Se informó que la entidad bancaria adelantó a un banco español el dinero que la tenista tenía que abonar como garante de una deuda con Hacienda, y por eso después el Banco de Luxemburgo le reclamó pagar la cantidad que había abonado.

Se solicitan cuatro años de cárcel, 8.640 euros de multa para Sánchez Vicario y su ex pareja y el pago de 6,1 millones en concepto de responsabilidad civil. Por su parte, para los cómplices, tres años y medio de prisión y una multa de 7.560 euros.La ex tenista Arantxa Sánchez Vicario junto a su ex marido, Pep Santacana (EFE/Alberto Estévez)La ex tenista Arantxa Sánchez Vicario junto a su ex marido, Pep Santacana (EFE/Alberto Estévez)

La Fiscalía asegura que la pareja, para evitar el pago de la deuda, optó por vaciar sus cuentas corrientes. “Idearon un plan consistente en descapitalizar su numeroso patrimonio, frustrando de este modo el cobro de dicha cantidad”, afirmaron. La ganadora de 29 títulos, según indica su perfil en la página oficial de la WTA, ganó en concepto de premios a lo largo de su carrera casi 17 millones.

La española, ganadora de cuatro Grand Slams (tres Roland Garros -1989, 1994 y 1998- y un US Open -1994-) y cuatro medallas olímpicas, en 2009, fue condenada por el Tribunal Supremo a pagar una multa de 5.2 millones de euros por fraude fiscal. Hacienda logró cobrar esa suma gracias a un aval del Banco de Sabadell, entidad que recuperó el dinero mediante un contraaval suscrito con el Banco de Luxemburgo.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba