Deportes

“Por lo menos empatamos”: Koeman volvió a quedar en el centro de las críticas tras el empate del Barcelona ante el Granada

Este domingo el Barcelona apenas igualó 1 a 1 como local ante el Granda en el encuentro que en la previa había sido catalogado como una de las primeras tres finales para Ronald Koeman, quien de no conseguir resultados mejores podría terminar su ciclo al frente del conjunto español. Después del gol de Duarte al minuto de juego, Ronald Araújo empató el marcador en el tiempo de descuento y el entrenador sigue siendo cuestionado.

En conferencia de prensa, el neerlandés se mostró poco autocrítico y se molestó por el trámite del juego: “El rival, tras marcar, ha perdido tiempo desde el minuto 2, ha defendido más, no ha dejado espacios… y así es complicado. Hemos mejorado durante el partido”. En este punto destacó la búsqueda constantes de variantes por la que apostó, ya que Gerard Piqué ingresó cuando restaba un cuarto de hora para el final y se ubicó como centrodelantero: “Hemos cambiado y hemos jugado con centros desde las bandas. Hemos puesto energías en marcar. Queríamos más. Pero un punto es mejor que nada. Merecimos el empate. El equipo tuvo entrega. Hay que destacar la ambición del bloque. Y gracias a nuestra gente, que nos animó”.

El Barcelona comenzó el duelo con Yusuf Demir Philippe Coutinho por las bandas, mientras que Memphis Depay se ubicó como referencia en el medio de ellos. Debido a la falta de ocasiones y al sistema defensivo del rival, el equipo culminó con Piqué y Luuk de Jong como centrodelanteros, acompañados por Ronald Araújo, autor del tanto agónico.Ronald Koeman destacó la actitud de sus jugadores (EFE)Ronald Koeman destacó la actitud de sus jugadores (EFE)

Por la falta de creatividad y movilidad de su planteo, que mostró unas transiciones extensas sin cambio de ritmo y con poca definición, Koeman fue cuestionado por la prensa. Pero él se defendió que no tiene demasiado margen para mejorar: “Depende también de los jugadores que nos faltan, gente que destaca con acciones individuales. Mira la lista de convocados: hicimos lo que teníamos que hacer. No había futbolistas para el tiki-taka. Hay que jugar con nuestro estilo, pero si el partido quiere un cambio hay que hacerlo. Si hay que centrar por fuera, pues… creo que hemos hecho un buen encuentro. Con un poco más de tiempo, podríamos haber ganado. El sistema básico ha sido 1-4-3-3 en la primera mitad, luego había que modificar por cómo iba y para buscar el empate en función de lo que había en el banquillo. El Barça de hoy en día no es el Barça de hace ocho años. Jugamos a la manera del Barça, pero no tenemos velocidad en banda porque Coutinho va para dentro, Demir no va mucho en profundidad… y es así. Con Ansu y Dembélé es diferente, tienes más profundidad…. y hay que buscar alternativas”.

Vale recordar que esos dos jugadores, al igual que Sergio Agüero y Martin Braithwaite, están lesionados, por lo que el entrenador se ha visto obligado a apostar en muchas ocasiones por futbolistas jóvenes. Por eso, rescató la actitud de sus futbolistas y sostuvo que por lo menos pudieron sumar un punto: “No había espacios para jugar en corto ni por abajo, defendían con muchos atrás. Había espacios en la banda para centrar. Por lo menos, empatamos. Apretamos al contrario. Lástima que hemos perdido dos puntos”.

Al ser consultado sobre si los rumores de un posible despido son ciertos o si él tiene en mente marcharse, fue claro: “No voy a hablar más de mi futuro”.

El Barcelona, que venía de ser goleado por el Bayern Múnich la semana pasada en la Champions League, acumula 8 puntos en La Liga y está a cinco del líder Real Madrid. En la próxima jornada visitará al Cadiz, luego recibirá al Levante y después se medirá con el Benfica en Portugal para buscar sumar de a tres en el certamen continental. Los principales medios españoles sostienen que de no conseguir los resultados deseados, tal vez para ese duelo Koeman ya no esté en el cargo.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba