El Mundo

Angela Merkel realizó su última visita oficial como Canciller a Israel

La canciller alemana, Angela Merkel, realizó el domingo una última visita oficial a Israel, diciendo que había tenido la suerte de desempeñar un papel clave en el fortalecimiento de las relaciones entre los dos países después de los horrores del Holocausto durante la Segunda Guerra Mundial.

La visita culmina los 16 años de Merkel en el cargo, que se caracterizaron por un apoyo casi inquebrantable a Israel. Después de una elección no concluyente el mes pasado, no se espera que su eventual sucesor, que se determinará en largas conversaciones de coalición, cambie ese enfoque.

La líder alemana llegó a Tel-Aviv el sábado por la noche, se reunió el domingo por la mañana en Jerusalén con el nuevo primer ministro Naftali Bennett y visitó el monumento nacional del Holocausto de Israel, Yad Vashem. Se esperaba que sus conversaciones con los líderes israelíes se centrara en el programa nuclear de Irán.

Alemania fue un jugador líder en el acuerdo nuclear internacional de 2015 con Irán. El acuerdo se desmoronó después de que el entonces presidente Donald Trump, con el apoyo de Israel, se retirara del acuerdo en 2018. La administración Biden ha estado tratando de revivir ese acuerdo sobre las objeciones israelíes.La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro israelí, Naftali Benett, dan una conferencia de prensa conjunta en Jerusalén, el 10 de octubre de 2021. Menahem Kahana / Pool vía REUTERS La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro israelí, Naftali Benett, dan una conferencia de prensa conjunta en Jerusalén, el 10 de octubre de 2021. Menahem Kahana / Pool vía REUTERS

Al dar la bienvenida a Merkel a una reunión del gabinete israelí, Bennett dijo que el mundo no podía permanecer neutral hacia Irán.

“El programa nuclear iraní ha avanzado más que nunca. El mundo está esperando, los iraníes están ganando tiempo y las centrifugadoras están girando”, dijo. Dijo que la perspectiva de un Irán con armas nucleares no es un desafío estratégico para Israel. “Para nosotros, es existencial”, dijo.

Anteriormente, Bennett la describió como una gran amiga de Israel.

“La relación entre Alemania e Israel ha sido fuerte, pero en su mandato, nunca ha sido más fuerte”, dijo Bennett. “Se ha convertido en algo más que una alianza. Se ha convertido en una verdadera amistad gracias a tu liderazgo. Esperamos fortalecerlo aún más en las relaciones comerciales, la ciencia, la educación, la salud y, por supuesto, en la seguridad”.La canciller alemana, Angela Merkel, escucha al primer ministro israelí, Naftali Benett, mientras asiste a una reunión del gabinete en Jerusalén, el 10 de octubre de 2021. Menahem Kahana / Pool vía REUTERS La canciller alemana, Angela Merkel, escucha al primer ministro israelí, Naftali Benett, mientras asiste a una reunión del gabinete en Jerusalén, el 10 de octubre de 2021. Menahem Kahana / Pool vía REUTERS

Merkel calificó como un “golpe de buena fortuna” que después de la tragedia del Holocausto, en la que los líderes nazis de Alemania supervisaron el asesinato de 6 millones de judíos europeos, “haya sido posible restablecer y restablecer las relaciones entre Alemania e Israel en la medida en que lo hemos hecho”.

Dijo que la seguridad de Israel “siempre será de importancia central y un tema central de cada gobierno alemán”.

Israel se formó a raíz del Holocausto en 1948 y los dos países solo establecieron relaciones diplomáticas en 1965. Pero a lo largo de las décadas esos lazos se han calentado.

Alemania es el mayor socio comercial de Israel en Europa y el gobierno alemán ha brindado un sólido apoyo a Israel durante guerras y crisis diplomáticas.Menahem Kahana/Pool via REUTERSMenahem Kahana/Pool via REUTERS

Merkel y el ex primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, tenían una relación a veces fría debido a la mala química personal y las diferencias sobre el tema palestino. Alemania apoya el establecimiento de un estado palestino independiente, mientras que tanto Netanyahu como Bennett no lo hacen. Pero estas diferencias han hecho poco para alterar la asociación más amplia.

No había planes para que Merkel se reuniera con Netanyahu, quien ahora es el líder de la oposición de Israel. Además, no tiene previsto desplazarse a Ramala, sede de la Autoridad Palestina de Mahmud Abas en la Cisjordania ocupada.

La canciller es partidaria de la solución de dos Estados y se opone a la colonización de Israel de Cisjordania, pero los defensores de la causa palestina le reprochan no haber puesto suficiente énfasis en esta cuestión.

Actualmente, más de 675.000 colonos israelíes viven en Jerusalén-Este y Cisjordania, territorios palestinos ocupados por Israel desde 1967.La canciller alemana Angela Merkel, el primer ministro israelí Naftali Benett y el ministro de Relaciones Exteriores Yair Lapid asisten a una reunión del gabinete en Jerusalén, el 10 de octubre de 2021. Menahem Kahana / Pool vía REUTERS La canciller alemana Angela Merkel, el primer ministro israelí Naftali Benett y el ministro de Relaciones Exteriores Yair Lapid asisten a una reunión del gabinete en Jerusalén, el 10 de octubre de 2021. Menahem Kahana / Pool vía REUTERS

Oded Eran, ex embajador israelí ante la Unión Europea, dijo que Merkel se basó en las políticas de sus predecesores. Citó las cooperaciones de seguridad, la defensa de Israel contra las críticas en la Unión Europea y una postura dura contra el antisemitismo.

“Sus predecesores comenzaron, pero ella ciertamente lo cimentó y lo llevó a nuevos niveles”, dijo. “El nuevo gobierno alemán deberá poner los derechos humanos en el centro de su política referente a Israel y Palestina”, concluyó.

Merkel tenía previsto visitarla en agosto, pero el viaje se pospuso tras la crisis en Afganistán en la que los talibanes tomaron el poder. Luego retrasó la visita hasta después de las elecciones alemanas del mes pasado. Ahora permanece en el cargo en calidad de interina hasta que se forme un nuevo gobierno, un proceso que podría llevar semanas o incluso meses.

La Unión Demócrata Cristiana de Merkel tuvo su peor resultado electoral en la votación del 26 de septiembre y el líder del partido, Armin Laschet, ha indicado su disposición a hacerse a un lado.

Los socialdemócratas de centroizquierda, los ecologistas Verdes y los pro empresa empresas Demócratas Libres celebraron su primera ronda de conversaciones el jueves sobre la formación de una posible coalición. Si tienen éxito, la alianza enviaría al bloque de Merkel a la oposición.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba