El Mundo

Argentina: Fernández en polémica por fiesta en cuarentena

El presidente Alberto Fernández admitió el viernes que incumplió con las restricciones que él mismo había impuesto para frenar al coronavirus al celebrar el cumpleaños de primera dama junto a una decena de personas en la residencia presidencial hace un año cuando regía un estricto confinamiento en Argentina y pidió disculpas.

“Lamento lo que ocurrió, no va a volver a ocurrir”, dijo el mandatario durante un acto en la provincia de Buenos Aires en su primera referencia al escándalo político que detonó la publicación el jueves en medios de prensa de una fotografía suya junto a su esposa Fabiola Yáñez y una decena de personas sin barbijo ni guardar la distancia adecuada, parados ante una mesa donde se pueden observar los restos de una celebración en la residencia presidencial de Olivos, suburbio al norte de la capital.

Fernández reconoció que la fotografía fue tomada el 14 de julio, día del cumpleaños de la primera dama, y que “Fabiola convocó a una reunión con sus amigos y un brindis que no debió haberse hecho, que definitivamente me doy cuenta que no debió haberse hecho y que lamento que haya ocurrido, claramente lo lamento”.

El evento social tuvo lugar en momentos en que Argentina regía una estricta cuarentena desde marzo y que recién se flexibilizó por distritos a partir de agosto. Si bien en un inicio la medida tuvo un amplio apoyo social, con el correr de los meses creció el malestar social por el impacto económico y psicológico por tantos meses de encierro.

La difusión de la fotografía encendió las alarmas en el gobierno de cara a las elecciones legislativas del 14 de noviembre, en las que Fernández debe revalidar su gestión iniciada a fines de 2019.

El presidente, quien se había mostrado muy crítico con quienes se saltaban las normas para ver a familiares e instaba a los argentinos a “quedarse en casa”, aseveró que “mirado en retrospectiva debí haber tenido más cuidado que evidentemente no tuve”. 

Más temprano, el jefe de gabinete Santiago Cafiero reconoció que “se cometió un error” por el festejo celebrado mientras aún regía la prohibición de reuniones sociales en espacios cerrados, pero criticó la difusión de la polémica imagen en plena campaña para las primarias del 12 de septiembre en las que se definirán los candidatos para las legislativas de noviembre y acusó a la oposición de aprovecharse políticamente del hecho. 

Asimismo, arremetió contra los que “se opusieron a todas las medidas de cuidado ahora dan lecciones de moral”, en referencia a las manifestaciones callejeras contra la estricta cuarentena que fueron impulsadas por dirigentes opositores.

El diputado Mario Negri, de la fuerza opositora Juntos por el Cambio, dijo que junto a otros correligionarios presentará un pedido de juicio político contra Fernández. “Yo no soy francotirador que pide juicios políticos todos los días. Por eso he analizado esto con cuidado. Hoy vemos que la gota rebasó el vaso”, afirmó el legislador.

Días atrás, cuando se conocieron las visitas de artistas y asesores de la primera dama a la residencia presidencial durante las restricciones vigentes en 2020, Fernández señaló que eran personas que trabajan con su esposa y que él no podía dejar de ejercer como presidente y recibía a periodistas, ministros o artistas.

“¿Qué querían que hiciera, que me quedara encerrado en mi casa? Tenía que gobernar un país”, afirmó Fernández sobre las entradas y salidas de distintas figuras públicas que están siendo investigadas por la justicia tras una denuncia de la oposición. Una de las actrices que se encontró con el mandatario dijo que lo había visitado para plantearle la crisis que sufrían los actores por la falta de actividad a causa de la cuarentena.

Esta no es la primera vez que el incumplimiento de la cuarentena salpica a Fernández: en agosto de 2020 mantuvo junto a su esposa, un dirigente sindical y su familia un encuentro social que fue cuestionado y otras veces se lo ha visto sin usar barbijo en actos públicos y rodeado de personas.

Si bien Argentina tuvo una de las cuarentenas más extensas del mundo, más de 100.000 personas han muerto por el coronavirus y cinco millones se han contagiado.


Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba