El Mundo

Brigitte Macron, la esposa del presidente francés, recurre a la Justicia por una dura fake news

Un rumor absurdo, viralizado desde las redes sociales, llegó a los medios de comunicación a mediados de diciembre. Según esta fake news, la primera dama de Francia, Brigitte Macron, era originalmente un hombre, que se habría llamado Jean-Michel Trogneux, antes de cambiar de sexo.

La fábula conspirativa, que derivó ya en un presentación frente a los estrados judiciales, además revela el temor en el mundo político y mediático francés de que las elecciones presidenciales de 2022 puedan estar contaminadas, como las dos últimas presidenciales estadounidenses, por infamias o teorías de conspiración.

A principio de esta semana, el abogado de la primera dama, Jean Ennochi, confirmó que “ha decidido iniciar el proceso, está en marcha”La determinación, además, tiene como antecedente que no es la primera vez que la pareja Macron ha sido atacada por rumores que mezclan género y orientación sexual. Durante la campaña presidencial de 2017, el actual presidente tuvo que negar las acusaciones de que es homosexual.

En este caso, la virulenta farsa se remonta a marzo, pero se ha extendido por los medios virtuales durante los últimos dos meses. Una pseudo investigación llevada a cabo por una internauta, una pseudo periodista presuntamente cercana a la extrema derecha, “Natacha Rey”, lanzaba esta teoría en Facebook.

El nombre de una publicación cercana al ensayista Alain Soral, Faits & Documents, luego es rastreado por el diario Libération. El artículo fue descubierto en octubre por el blog conspirativo “Profession Gendarme”, que, entre artículos sobre supuestas clases de brujería pro-LGBT en las escuelas de California, o cómo se “inventó” el pueblo judío, alcanza un nivel de conocimiento que produce un gran revuelo en Francia.

Además, con el hashtag #JeanMichelTrogneux la fake news logra permanecer durante varios días en Internet, además de ser potenciado por la repetición en el Twitter, donde se cruza con otros articulos de grupos radicalizados. La extrema derecha anti-Macron, sectores cercanos a los movimientos de los chalecos amarillos, también se hacen eco de darle lugar a este rumor.

De acuerdo a la medición de InVid, el hashtag ha generado hasta ahora 68,300 retweets y más de 174,000 me gusta. Algunas de las publicaciones que transmiten las fake news suelen venir con mensajes hostiles al jefe de Estado, Emmanuel Macron, pero algunas también provienen de personas que, a la inversa, denuncian su difusión y popularización.

Varios artículos de prensa, asombrados, comienzan a rastrear el origen de esta improbable “noticia”, que es acompañada de supuestos reportajes, fotos familiares y falsa documentación del estado civil. Suma a esto, que los movimientos, detrás de estas publicaciones, también reclutan activistas en contra del Covid, de la Unión Europea, e incluso son grupos antidemocracia o antisistema.No es la primera vez que la pareja Macron ha sido atacada por rumores que mezclan género y orientación sexual. Durante la campaña presidencial de 2017, el actual presidente tuvo que negar las acusaciones de que es homosexual.No es la primera vez que la pareja Macron ha sido atacada por rumores que mezclan género y orientación sexual. Durante la campaña presidencial de 2017, el actual presidente tuvo que negar las acusaciones de que es homosexual.

Si bien la preocupación, esta atmósfera, suponen algunos especialistas, no constituye corroer el proceso de las elecciones presidenciales francesas. El tipo de fake news no es el tipo que podría ser permeable. La idea para esta farsas es construir dilemas o falsas posturas de los próximos candidatos. Asimismo, socavar la seguridad del proceso electoral es una estrategia evidentemente dirigida hacia esos objetivos: un fraude electoral que podría obstaculizar el correcto desarrollo de las votaciones francesas circula silenciosamente desde hace muchos meses entre los seguidores francófonos de QAnon.

A juzgar por sus extensiones en los Estados Unidos, la invasión del Capitolio el 6 de enero de 2021 , este rumor sobre el proceso electoral puede resultar mucho más lesivo, al menos para golpear a la democracia francesa, que un rumor transfóbico, aunque sea denigrante.

Las noticias transfobicas no son un fenómeno reciente. Michelle Obama, la actual vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, y la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ya han sido calumniadas de esta manera.

Al ser contactado, el equipo que acompaña a Brigitte Macron, ha confirmado a los medios franceses, como el diario Le Figaro sus intenciones de llevarlo a un proceso judicial contra los instigadores de este rumor sobre su identidad.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba