El Mundo

Caso Epstein: el príncipe Andrés mintió y su coartada se cae a pedazos

El príncipe Andrés mintió durante la entrevista de 50 minutos que brindó a la cadena de radio y televisión británica BBC, en un intento de limpiar su imagen por su relación con el financista Jeffrey Epstein, el magnate estadounidense que se suicidó en agosto de 2019 en prisión mientras esperaba un juicio por delitos de tráfico sexual. El engaño del miembro de la Familia Real fue descubierto este lunes tras una investigación periodística del diario DailyMail.

La conversación que la periodista Emily Maitlis mantuvo en noviembre de 2019 con el príncipe Andrés de Inglaterra, lo dejó al descubierto, y fue catalogada por la Casa Real como un “desastre catastrófico”.

¿Por qué le pareció una buena idea alojarse en la casa del magnate cuando éste ya había sido condenado por delitos sexuales?, fueron algunas de las preguntas realizadas. El príncipe está acusado las de abuso sexual por parte de Virginia Giuffre (quien entonces tenía 17 años), quien dice haberse encontrado en marzo de 2001 en el departamento londinense de Ghislaine Maxwell, en Nueva York y en la isla privada de Epstein en las Islas Vírgenes, hecho que Andrés negó

Sin embargo, el medio británico cuenta con pruebas contundentes de lo que hizo el Duque de York durante ese día de visita en Nueva York.

Durante su entrevistas con Maitlis, el hijo de la reina había dicho que el 10 de marzo de 2001 -uno de los días en que la joven asegura que tuvieron relaciones sexuales- él fue con su hija a una pizzería de la cadena británica Pizza Express en Woking, en el sureste de Inglaterra. Cuando la periodista le preguntó por qué se acordaba de ese dato tan concreto, él respondió que es “inusual” para él ir a esa pizzería y que por eso recuerda la fecha con exactitud.

Sin embargo la reciente investigación del DailyMail hizo revelaciones contundentes, demostrando cómo Andrés mintió a la periodista. “Nuestras devastadoras revelaciones siguen a una investigación que nos ha llevado a obtener testimonios de nuevos testigos, ver documentos sensibles, conocer el contenido de diarios y entrevistar a fuentes de alto nivel. Nuestras consultas nos han llevado desde Londres a Nueva York, Boston, Florida, las Islas Vírgenes de EE.UU, Sudáfrica y Australia”, aseguran en el medio británico.

Para el medio, tanto el duque como un guardaespaldas de Scotland Yard pasaron una noche en la casa de Epstein. Fue durante este viaje de tres días a los Estados Unidos habría abusado de Giuffre.

Las fuentes confirmaron además que pasó la noche de su visita previa a la Pascua de 2001 “para ahorrar dinero a los contribuyentes”. Pero los informantes enfatizaron que ni Epstein, la socialité británica Ghislaine Maxwell ni la señorita Giuffre estaban en la propiedad en ese momento. Un itinerario oficial muestra que el duque pasó la primera noche de su viaje a Estados Unidos en la residencia del cónsul general británico en Nueva York, luego voló a Boston durante 24 horas, antes de regresar a Nueva York donde durmió “en una dirección privada”. Esa dirección era la casa de Epstein cerca de Central Park.

El Duque tuvo unas horas de tiempo “privado” (desde 14.30 a 5.30)durante esa gira oficial, y no ha podido explicar dónde ni qué estaba haciendo durante ese lapso, pero la señorita Roberts y otra ‘masajista’ de Epstein han dicho que lo conocieron en la ciudad.

La reconstrucción del itinerario de tres días por Boston y Nueva York realizado por el Daily Mail:

El sábado, el medio pone en duda la ‘coartada’ del príncipe de que estaba en Pizza Express en WokingSurrey, el día en que supuestamente se acostó con su víctima. Según un diario familiar, el duque había reservado una manicura en casa la tarde en que dice que dejó a la princesa Beatriz en la fiesta y que ni ella ni los anfitriones de la fiesta pueden recordar si asistió.

Otro punto que hace caer su coartada es la foto donde aparece con Virginia Giuffre, el príncipe Andrés aseguró que efectivamente es él, pero que no recuerda “absolutamente nada” sobre cuándo tomaron esa imagen.infobae-image

No es la única contradicción comprobada. Cuando Maitlis le preguntó en Newsnight sobre la cuenta de Spitting Image de Miss Sjoberg, el príncipe pareció admitir que podría haber visitado la propiedad. Andrew le dijo: “Probablemente lo hice porque por lo que estaba haciendo me estaba quedando con el cónsul general que está más abajo en la calle de la Quinta, así que no lo estaba, no me estaba quedando allí. Puede que lo haya visitado, pero definitivamente no lo hice, definitivamente, definitivamente no, no, sin actividad”.

El Bentley

Para esta gira viajaba en su calidad de presidente de los fideicomisarios de Outward Bound Trust (OBT). Documentos oficiales confidenciales vistos por el DailyMail demuestran cómo se microgestionó la visita. ”El duque debía ser recogido en su entonces casa, Sunninghill Park, a las 10 de la mañana del 9 de abril. ‘Vestido: traje’, dice el itinerario. Llegaría a Heathrow a las 10.35 horas. El vuelo de British Airways saldría media hora más tarde. Sin hacer cola para el Duque. Andrew estaría acompañado por tres seguidores, dos de los cuales eran oficiales del ejército. El de mayor rango era el general de división Sir Michael Hobbs, director del Outward Bound Trust. La familia de sir Michael estaba inmersa en el servicio real; su abuela había sido dama de honor de la reina María, esposa del rey Jorge V. El oficial subalterno era el capitán Richard Dilworth de los Ingenieros Reales. Un fanfarrón de Lancaster, Dilworth era el escudero personal del duque. El tercer miembro del grupo era el Oficial de Protección Personal (PPO) de alto rango del Duque, un policía metropolitano con rango de inspector al que llamaremos Policía A. Otro PPO, un sargento, el policía B, había volado a Nueva York el día anterior para realizar el segundo de los dos ‘reconocimientos’ de la visita”.

Los gastos de ambos policías fueron pagados por la Policía Metropolitana, confirman documentos confidenciales. Los gastos del Duque y Sir Michael fueron pagados por la organización benéfica, Su Alteza Real quería un automóvil británico, en lugar de estadounidense, de categoría adecuada. “(El policía B) me preguntó si podía averiguar qué automóvil le gustaría usar al duque de York en Nueva York”, escribió el asistente. “Su Alteza Real ha dicho el Bentley o lo que sea apropiado”. Con ese fin, recomendaría que un Jaguar o similar podría ser apropiado pero no un Lincoln Town Car. “Outward Bound proporcionará un segundo automóvil y un conductor para (el escudero) y Sir Michael y yo estaríamos agradecidos si pudiera proporcionar un conductor para el automóvil del Duque de York

Las jóvenes habrían viajado en el jet de Epstein

Según el diario de vuelo de un tal David Rodgers, el vuelo 1488 había despegado del aeropuerto internacional de Palm Beach. Rodgers fue el piloto principal de Epstein y pertenecía al magnate. Su cuaderno de bitácora, sobre el que se ha interrogado a Rodgers bajo juramento, sugiere que los pasajeros incluían a Epstein, Virginia Roberts, una adolescente llamada Banu y una joven llamada ‘Joann’.

Esta última parecería ser Johanna Sjoberg, entonces de 21 años, que mientras estaba en la Universidad en Florida supuestamente había sido reclutada por Maxwell para trabajar como “masajista” para Epstein. El libro de registro muestra que el avión aterrizó en Atlantic CityNueva Jersey, y luego al aeropuerto de Teterboro, también en Nueva JerseyTeterboro es un centro privilegiado del área de Nueva York para el tráfico de aviones privados. No está claro a partir de los datos disponibles cuándo salió el vuelo 1488 de Palm Beach, pero un vuelo directo típico a Nueva York toma poco más de dos horas. El aeropuerto de Teterboro está a menos de 15 millas por carretera desde la mansión Epstein.

El hijo de Isabel II, que por este escándalo fue obligado a alejarse de la vida pública, se niega a hacerlo porque, “puede convertirse rápidamente en acusado y quedar detenido en Nueva York”, afirman los especialistas. Estaba a punto de convertirse en el próximo Representante Especial del Reino Unido para Comercio Internacional e Inversiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba