El Mundo

Derrumbe en Miami: las rescatistas recuperaron dos cuerpos más y la cifra de muertos ascendió a 24

La alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, confirmó además que continúan buscando a 121 desaparecidos

Los cuerpos de otras dos personas fueron encontrados este sábado entre los escombros del condominio que se derrumbó en el sur de Florida, elevando el número de muertes confirmadas a 24, informó la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava.

La búsqueda de víctimas mortales entre los escombros del edificio que se derrumbó en el condado Miami-Dade (Florida, EEUU) continúa este sábado, por décimo día consecutivo, en medio de la angustia de las familias.

Con los dos cuerpos hallados hoy, identificados como Gonzalo Torre y Graciela Cattarossi, la cifra provisional de desaparecidos queda en 121.

Ayer se conoció que en la noche del jueves los rescatistas recuperaron el cuerpo de Stella Cattarossi, la hija de 7 años de Graciela Cattarossi yun bombero de Miami que estaba ayudando a los que participan en las tareas de rescate. Según el canal televisivo Local 10, cuando se produjo el hallazgo del cuerpo de la niña de 7 años otros socorristas lo bajaron de la montaña de escombros y el padre de la fallecida lo cubrió con su chaqueta y colocó encima una pequeña bandera de Estados Unidos.

El oficial Enrique Arango integra el equipo de bomberos de Miami desde hace 10 años y, si bien no estaba asignado a las tareas de rescate, permaneció todo el tiempo en la zona con la esperanza de salvar a su hijita. Pero no ocurrió. En la última hora del jueves, hallaron a la niña sin vida, mientras siguen intentando encontrar a los abuelos de la pequeña, Graciela Ponce de León (de nacionalidad uruguaya) y Guido Cattarossi, y a la tía de la menor, Andrea Cattarossi, ambos argentinos.

“Le puedo decir que fue él quien la bajó desde los escombros”, describió la integrante del equipo de búsqueda y rescate y bombera de Miami-Dade, Margarita Castro, el atroz momento en el que el bombero Arango -su compañero- rescató al cuerpo de su hija de entre los escombros. “Todos estuvieron ahí con él. Es un momento, como se pueden imaginar, muy difícil. Es una niña de 7 años. Todos, el equipo de él y el equipo nuestro, estuvimos cuando bajó a su hija”, continuó la rescatista Castro al describir la terrible escena.Aún hay 121 desaparecidos bajo los escombrosAún hay 121 desaparecidos bajo los escombros

Según precisó Miami Herald, el padre de la niña se mantuvo en vela desde la noche del colapso de la torre en el condominio al sur de Florida. Trabajó a la par de sus compañeros y los apoyó de manera incesante desde aquella jornada en el trabajo de remoción de escombros. Según el medio, tras el hallazgo, alrededor de 200 personas presentes realizando tareas de rescate acompañaron en el momento de dolor al padre.

LOS RESCATISTAS TRABAJAN CONTRA RELOJ

Los agotados equipos de rescate, que trabajan en turnos de 12 horas, continuarán la dura y arriesgada búsqueda de personas bajo los escombros, siempre que se cumplan ciertas condiciones de seguridad para sus vidas.

Los rescatistas, que trabajan contra reloj, están utilizando equipos de maquinaria pesada y tecnología, perros rastreadores y un sistema de sonar subterráneo para poder detectar víctimas bajo las enormes losas de concreto apiladas unas sobre otras.

El asistente del jefe de bomberos de Miami-Dade, Raide Jadallah, dijo que los equipos de búsqueda y rescate no han vuelto a escuchar una voz o sonidos humanos entre los escombros desde la mañana del colapso el 24 de junio. Ese día, tras el desplome parcial del edificio de apartamentos, los rescatistas escucharon los gritos de una mujer pidiendo auxilio bajo los escombros y trataron de confortarla y llegar hasta ella, pero les resultó imposible y poco después dejaron de oírla.

Entre los muertos, hay otras dos menores, dos niñas de 4 y 11 años, y en la lista de desaparecidos aparecen numerosos latinoamericanos originarios de países como Argentina, Colombia, Cuba, Chile, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba