El Mundo

Destituido el gobernador de Río de Janeiro, acusado por fraude en contratos durante la gestión de la pandemia

Un tribunal de justicia de Brasil confirmó este viernes la destitución del gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, al ser acusado de corrupción en contratos de compra para la secretaría de Sanidad en la gestión de la pandemia de la covid-19. Witzel ya estaba fuera de su cargo desde agosto del año pasado después de la votación del Parlamento de Río. La trama de acusaciones incluye a su mujer, dueña de una oficina de abogacía, que supuestamente recibía parte de los contratos de compra del ministerio de Salud mientras su esposo era gobernador. También, sobre el ahora exgobernador, hay sospechas de desvíos de dinero en la gestión de hospitales de campaña.

La votación de los integrantes del tribunal que lo juzgó fue unánime: diez a cero. Los cinco diputados y cinco jueces han decidido que Witzel, un novato en la política, pierda sus derechos políticos por los próximos cinco años. El abogado y exjuez fue elegido en 2018 con más de 4,6 millones de votos. Ganó vuelo en el rastro de la operación anticorrupción Lava Jato y también por aliarse de última hora a Jair Bolsonaro. Después de elegido, se tornó un crítico y un feroz enemigo del presidente brasileño. Hizo gestiones teatrales para ganar la atención pública, como bajarse de un helicóptero con los brazos al alto para celebrar la muerte de un secuestrador que amenazaba pasajeros en un autobús y fue blanco de un francotirador. El político siempre dejó claro que pensaba en postularse para presidente en 2022.

Witzel se convierte en el primer gobernador de Brasil en ser destituido a través de un proceso de impeachment desde la democratización, en 1985. También es el sexto gobernador de Río de Janeiro acusado de corrupción. El ahora exgobernador no asistió a la sesión. En las redes sociales dijo que no renunciaría. “Nunca dejaré el puesto. Espero un juicio técnico y justo”, escribió, alegando que va a impugnar de la decisión.

Con la destitución de Witzel confirmada, el vicegobernador Cláudio Castro continuará en el cargo. Aliado del presidente Jair Bolsonaro, Castro también es investigado en el mismo esquema criminal que el gobernador apartado. Los fiscales aún no han completado las investigaciones.

Río de Janeiro es uno de los Estados brasileños más afectados por la pandemia, con casi 44.500 fallecidos y más de 740.000 casos de coronavirus, según datos oficiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba