El Mundo

Ecuador deberá recaudar USD 1.000 millones más en impuestos hasta 2025 para cumplir con el FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) hizo público el informe técnico sobre la situación financiera de Ecuador y también los detalles del acuerdo al que llegó con el país andino. El FMI acordó entregar al Ecuador alrededor de USD 4.800 millones.

El Fondo concluyó, el 29 de septiembre, la segunda y tercera revisión combinadas de la ampliación acuerdo en el marco de la Facilidad de Fondos Ampliada (EFF) para Ecuador. La decisión de la Junta permite un desembolso inmediato de los Derechos Especiales de Giro (DEG) de 568 millones –aproximadamente USD 800 millones–, aunque los desembolsos totales de Ecuador en virtud del acuerdo ascienden a unos USD 4.800 millones. Las autoridades ecuatorianas planean utilizar el desembolso para apoyo presupuestario, según indicó en un comunicado el FMI.

De acuerdo con el informe del FMI, se espera que Ecuador pase de tener ingresos tributarios que representan el 12,5 % del valor del PIB (Producto Interno Bruto) en 2021 a que estos sean el equivalente al 13,7 % del valor del PIB en 2025.

Según las cifras del Banco Central del Ecuador, los ingresos tributarios recaudados por el país hasta el 2020 fueron de USD 11.402,8 millones (12,5 % del PIB). Hasta el 2025, este ingreso deberá ser de alrededor de USD 12.496 millones (13, 7 % del PIB). Es decir, que el país deberá recaudar cerca de USD 1.000 millones en impuestos.

Las proyecciones que realiza el Fondo muestran un incremento tributario paulatino. En 2021, el FMI, espera que el país recaude impuestos cuyo valor sea equivalente al 12, 5 % del PIB. Para el 2022, este porcentaje debería ser del 13, 2 %. En el 2023, del 13, 5 % y en 2024 y 2025 –cuando Lasso culmina su mandato– el porcentaje debería ascender al 13,7 %.

El contexto para el acuerdo con el FMI

El COVID-19 y los choques del precio del petróleo afectaron severamente a la economía ecuatoriana en 2020. El FMI reconoce que “la recuperación ha sido lenta, pero el ritmo acelerado de las vacunaciones, la mejora global de la economía, y el financiamiento del FMI y otras Instituciones Financieras Internacionales están apoyando la recuperación de Ecuador”.

La pandemia en curso y la recuperación económica gradual justifican el apoyo continuo de la economía este año, explicó el Fondo. Entre los acuerdos que el país ha aceptado están: asegurar a mediano plazo la sostenibilidad fiscal, trabajar en la reducción de la deuda pública, y aplicar una reforma progresiva de impuestos. Entre los compromisos está el fortalecimiento de la gestión de las finanzas públicas. Para ello, informó el FMI, las autoridades ecuatorianas han implementado reformas estructurales clave para fortalecer la lucha contra la corrupción y las bases de la dolarización mediante la promulgación de una nueva ley anticorrupción y un nuevo código orgánico monetario y financiero.Fotografía fechada el 24 de marzo de 2021 del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, en declaraciones en el Palacio de Gobierno, en Quito (Ecuador). EFE/José Jácome/Archivo Fotografía fechada el 24 de marzo de 2021 del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, en declaraciones en el Palacio de Gobierno, en Quito (Ecuador). EFE/José Jácome/Archivo

En el informe de personal emitido por el FMI sobre Ecuador, el Fondo reconoce que el país ha implementado adecuadamente el programa por lo que el país habría logrado importantes avances en la gestión macroeconómica y de reforma institucional en los dos últimos años. El documento recalca textualmente que el país tuvo “un buen historial de implementación del programa por parte de Moreno” ya que su administración “ayudó a restablecer la estabilidad macroeconómica y fortalecer las instituciones nacionales”.

El documento publicado por el organismo financiero también se refiere a la victoria de Guillermo Lasso, el ex banquero conservador que desde mayo de este año asumió la presidencia del país. El texto señala que la reacción del mercado frente a la elección de Lasso fue positiva. Además recalca que la vacunación ha progresado significativamente después de algunos contratiempos iniciales. Sin embargo, el Fondo reconoce una de las principales debilidades del gobierno de Lasso: una fragmentada Asamblea Nacional. Para gobernar, explica el FMI, Lasso deberá “forjar alianzas en todo el espectro político”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba