El Mundo

El misterio del gabinete de Pedro Castillo: postergó la juramentación por disidencias internas y no hay nombres confirmados

El presidente electo peruano, Pedro Castillo, comenzará este miércoles su gobierno mientras persisten las interrogantes sobre su gabinete, luego de una transición que oficialmente ha durado menos de ocho días por el extenso proceso de conteo de votos y resolución de apelaciones presentadas por su rival en el ballotage. A primera hora del miércoles, ni un solo nombre ha sido confirmado de manera oficial y luego la ceremonia fue suspendida.

El nuevo mandatario de 51 años, tenía programado juramentar por la tarde a su gabinete, pero la ceremonia fue cancelada, según confirmó la oficina de prensa del gobierno. Según detallaron en un comunicado, el presidente del Consejo de Ministros jurará este jueves en el sur del país, adonde irá Castillo para un acto simbólico en la Pampa de la Quinua, escenario de la batalla de Ayacucho (1824).

En tanto, los ministros del gabinete lo harán el viernes 30, en Lima, donde está programado el desfile militar en Lima.

Ello luego de no alcanzar un consenso en las discusiones sobre el reparto de cargos entre Perú Libre y los cupos de los partidos aliados.

Por el momento, el candidato más sólido parecen ser Pedro Francke para el Ministerio de Economía, un izquierdista moderado que lo asesoró en la recta final de la campaña y que ha jugado un papel clave para calmar a los mercados después de los comicios de junio.

También parece segura la inclusión de Anahí Durand en el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, en un gabinete que, adelantan las fuentes, será casi totalmente integrado por varones.

El punto central de las negociaciones ha girado en torno al cargo del premier. Allegados al partido Perú Libre señalan que el preferido por los líderes es el ex congresista Roger Nájar, quien coordinó el “Plan Bicentenario” en la campaña, pero enfrenta fuertes resistencias de los aliados del gobierno por sus problemas personales: quedó excluido de ser candidato en 2021 por una demanda de alimentos. El caso fue presentado por una mujer que le reclamó que reconozca la paternidad de su hija, que nació en 1987 cuando la madre tenía apenas 14 años, mientras él tenía 30.

Si no es alguien del riñón de Perú Libre, podría elegir a una figura de otro partido que invoque al consenso y la gobernabilidad. Días atrás, Castillo comentó: “Estamos estructurando un equipo de trabajo, veo que también que hay personas bastante interesadas en contribuir en el apoyo a este gobierno, de todas las tiendas políticas, personas que también no son políticos”.Dina Boluarte y Pedro Francke, dos nombres casi asegurados para el gabinete (Reuters)Dina Boluarte y Pedro Francke, dos nombres casi asegurados para el gabinete (Reuters)

Sin embargo, en su primera prueba en el Congreso, Perú Libre fracasó el lunes en su intento por integrar la primera Mesa Directiva. El oficialismo cedió el puesto de presidencia en una lista presentada junto a los partidos Somos Perú (centroderecha) y Juntos Por el Perú (centroizquierda), pero la candidatura fue rechazada por la incorrecta inscripción de una integrante sin bancada. La lista ganadora está integrada por partidos de centroderecha conservadores.

Será el Congreso quien deberá en agosto dar su voto de confianza al gabinete de Castillo, la primera gran prueba de gobernabilidad que enfrentará el nuevo presidente. “Quiero asegurarles que el aparato público del Poder Ejecutivo es muy sólido. Tenemos un grupo muy importante de servidores y servidoras públicas que son los que gestionan el Estado. No debe de haber ninguna preocupación porque los servicios no van a parar”, comentó en su primera visita a Palacio de Gobierno.

Para el Ministerio de Salud, clave en el contexto de la pandemia, se vocea al médico Hernando Cevallos, quien hizo un llamado a la calma asegurando que el nuevo gobierno continuará con la campaña de vacunación.

Otros nombres que suenan, sin confirmación, son los de Julio Arbizu o Avelino Guillén para el Ministerio de Justicia y el de la vicepresidente electa Dina Boluarte, sin cartera fija.

Los escasos ocho días que ha tenido Pedro Castillo desde que el Jurado Nacional de Elecciones lo proclamó como ganador de los comicios, causados por los reclamos persistentes y carentes de fundamentos del fujimorismo, dificultaron el proceso, pero también por las negociaciones de la coalición y la complicada decisión que enfrenta Castillo: mantenerse firme con su escasa bancada partidaria (de 37 escaños de 130 en el Congreso) o intentar ampliar su alianza corriendo el riesgo de incomodar a sus bases.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba