El Mundo

El presidente de Kirguistán renunció tras las protestas electorales

El presidente de Kirguistán, Sooronbay Jeenbekov, renunció el jueves y dijo que quería poner fin a la crisis provocada por las disputadas elecciones parlamentarias a principios de este mes.

Las protestas habían estallado después de que los partidos leales a Jeenbekov ganaran las elecciones del 4 de octubre, en medio de acusaciones de compra de votos. Los resultados fueron posteriormente anulados, pero esto no apaciguó las tensiones.

“No me aferro al poder. No quiero pasar a la historia de Kirguistán como un presidente que permitió el derramamiento de sangre y disparos contra su pueblo. He tomado la decisión de renunciar”, dijo Jeenbekov en un comunicado difundido por su oficina.

Más de 1.200 personas resultaron heridas y una muerta durante los enfrentamientos entre manifestantes y policías.

La decisión se produjo cuando los partidarios del primer ministro Sadyr Japarov, que estaba cumpliendo condena por toma de rehenes la semana pasada, se reunieron una vez más el jueves para exigir la renuncia inmediata de Jeenbekov.

“La situación actual está cerca de un conflicto de dos lados. Por un lado, los manifestantes, por el otro, las agencias policiales”, dijo Jeenbekov en el comunicado.

“El personal militar y las fuerzas del orden están obligados a usar armas para proteger la residencia del jefe de estado. En este caso, se derramará sangre. Es inevitable. Insto a ambas partes a no sucumbir a las provocaciones”.

Fuente
Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba