El Mundo

El régimen de Nicaragua dará cuatro días de vacaciones de cara a las elecciones del próximo 7 de noviembre

El régimen de Nicaragua dará cuatro días de vacaciones a los empleados públicos de cara a las elecciones generales del 7 de noviembre próximo, en las que el presidente del país, el sandinista Daniel Ortega, busca su tercera reelección consecutiva, informaron este lunes las autoridades.

La gran noticia es que vamos a tener un fin de semana largo, vamos a salir del trabajo el día viernes (29 de octubre) y vamos a regresar el día miércoles (3 de noviembre), de manera que las familias podamos reunirnos”, anunció la vicepresidenta nicaragüense, Rosario Murillo, a través de medios del régimen.

Murillo, esposa de Ortega y quien también busca ser reelegida como vicepresidenta, explicó que la decisión de dar libres los dos días inmediatos al fin de semana que se avecina se debe a que las familias estén unidas en la “celebración del Día de los Fieles Difuntos, el 2 de noviembre”, así como el 1, Día de todos los Santos.

El “fin de semana largo” a inicios de noviembre es inusual en Nicaragua, ya que sus habitantes no acostumbran conmemorar el Día de todos los Santos, y el Día de los Difuntos generalmente acuden a los camposantos hasta en horas de la tarde.Una persona camina con un cartel de fondo de propaganda del régimen (REUTERS/Maynor Valenzuela/Archivo)Una persona camina con un cartel de fondo de propaganda del régimen (REUTERS/Maynor Valenzuela/Archivo)

A juicio de la también primera dama, los cuatro días libres servirán para que los más de 150.000 trabajadores de Estado tengan tiempo suficiente para recordar en familia a sus seres queridos, en especial los que tienen que viajar los fines de semana para presentarse a sus puestos de trabajo.

Las vacaciones a los empleados públicos se darán a una semana de las elecciones generales.

En Nicaragua, un país de 6,5 millones de habitantes y que vive una crisis política desde abril de 2018, unos 4,4 millones están habilitados para votar y elegir presidente y vicepresidente, 90 diputados nacionales y otros 20 ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen).

El presidente Ortega, un ex guerrillero próximo a cumplir 76 años, que busca su quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa Murillo, disputará la Presidencia a cinco candidatos de la oposición, incluido el reverendo Guillermo Osorno, del partido Camino Cristiano Nicaragüense, que en los comicios pasados formó parte de la coalición sandinista.

Quienes se perfilaban como sus principales rivales por la oposición se encuentran detenidos, acusados de “traición a la patria”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba