El Mundo

El video del maltrato animal de un conocido adiestrador de perros para cine que indigna a Italia

Se ha presentado una denuncia para evaluar el comportamiento de Claudio Mangini y sus métodos. El entrenador asegura que su intervención salvó la vida del perro lobo checoslovaco

El video que muestra a un conocido adiestrador de perros mientras golpea a un animal con una potente patada en el costado causó las denuncias de varias asociaciones animalistas y la indignación de miles personas en Italia en los últimos días.

El video, filmado en Massa Marittima, en Toscana, muestra a Claudio Mangini, un conocido adiestrador de perros para cine y televisión mientras golpea a un perro lobo checoslovaco después que el animal estaba a punto de atacar a otro perro. Tras darle una patada en el costado, Mangini persigue al animal herido gritándole intimidándolo, hasta que queda totalmente sometido.

“Es un caso evidente de maltrato, de sufrimiento no sólo físico sino también psíquico infligido deliberadamente”, denunciaron varias asociaciones animalistas, encabezadas por el Ente Nacional de Protección Animal italiano. “Si se tratara de un perro llamado ‘mordedor’, con antecedentes de agresión, el interesado deberá explicar por qué un perro con tales problemas se quedó libre en un recinto, como se muestra en el video, en presencia de otros perros con sus dueños o inquilinos“.

Las asociaciones de bienestar animal han presentado una denuncia a las autoridades competentes para evaluar el comportamiento del entrenador y su método, que Mangini describió en un libro sobre su relación con los perros.

“La crudeza de las imágenes y la violencia contra el animal son tales que hacen necesario verificar la legalidad”, dijeron las asociaciones en un comunicado.

La denuncia incluirá la pericia de un adiestrador de perros especializado en razas hibridadas con lobos y nórdicos con un máster en recuperación conductual.

Por su parte, Mangini aseguró en Facebook que el video es de hace cuatro años, que los dueños del perro son amigos suyos y que habrían sido los primeros en denunciarlo si hubiera existido abuso. Al contrario, dijo Mangini, su intervención tenía como objetivo evitar una jauría con los otros cuatro perros presentes, en la que el perro lobo checoslovaco hubiera muerto porque los demás se habrían unido en su contra.

“Por más que haya sido fuerte, mi intervención le salvó la vida”, aseguró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba