El MundoEntretenimiento

Entrevista a Anya Taylor-Joy, la protagonista de Gambito de Dama que se crió en la Argentina y brilla en el mundo

El estreno de Gambito de dama, en lo que ya son los coletazos del 2020, logró sorprender a la audiencia mundial. De los más de 190 países en los que Netflix está presente, en 69 de ellos estuvo en el puesto número 1 de las series más vistas. Y Argentina fue uno de ellos. De a poco y con un boca en boca impresionante, la ficción fue creciendo de tal manera que el planeta entero estuvo a sus pies.

Según The New York Times, las ventas de tableros de ajedrez comenzaron a dispararse y las búsqueda en Google sobre “cómo se juega al ajedrez” fueron una constante durante días. De hecho se volvió a reeditar el libro original en el que se basa la serie y rápidamente ocupó el podio de los más leídos, a pesar de que había sido impreso hace ya 37 años.

La trama de la serie se centra en Beth Harmon, una chica huérfana que se cría en un orfanato donde medicaban a las niñas para que estuvieran “tranquilas”. El descubrimiento del ajedrez le permite a esta niña sumergirse en un mundo paralelo donde ella se convierte en la verdadera reina.

En el marco de una entrevista en la que participaron periodistas de Latinoamérica, la actriz protagonista de esta historia, Anya Taylor-Joy, reflexionó acerca del éxito de esta historia y cómo extraña a su familia de la Argentina, país en el que vivió hasta sus 7 años.Anya Taylor-Joy en "Gambito de dama" (Netflix)Anya Taylor-Joy en «Gambito de dama» (Netflix)

—¿Por qué creés que la audiencia amó esta serie?

—Es curioso, el otro día me preguntaron si había hecho esta serie porque sabía que iba a ser la número 1 en las listas de las más vistas en el mundo. ¡Sí claro ya lo sabía y por eso la elegí (risas)! Creo que es porque hay dos líneas de historia. Por un lado, la idea de que tu mayor enemigo podés ser vos mismo, pero si trabajas en eso y aprendes que vos mismo sos tu hogar, vas a poder permitir que las demás personas te amen. Porque si no te amas a vos mismo, el resto de la gente no va a poder quererte. Y la otra idea es que somos más fuerte juntos que si estamos separados. Y en este año nos dimos cuenta de cómo necesitamos el contacto con el otro. Y en Gambito de Dama eso también sucede.

—Tu cara está en la portada del libro de “Gambito de Dama” y es un éxito de ventas, ¿qué cosas del libro original te impactaron más?

—Creo que la razón por la que quería contar esta historia es porque me enamoré de Beth. No me di cuenta sólo hasta terminar la serie, pero Beth era como una voz dentro de mi cabeza desde hace mucho tiempo. Somos diferentes en muchas cosas pero por otro lado somos muy similares. Por un lado porque la entendí perfectamente y me permitió contar su historia con franqueza y por otro lado creo que necesitaba interpretar a Beth para mí misma, y me hizo una persona más amable. Por eso estoy muy agradecida con ella.

—Si pudieras viajar en el tiempo y te encontraras a vos siendo chiquita, ¿qué consejo te darías?

—Me diría que el lugar con el que estoy soñando existe. Tenía una gran necesidad de creer que existía esa parte del mundo donde me iba a sentir valorada, querida y amada. Creo me reafirmaría a mí misma y me diría: “Va a estar todo bien. Te prometo que vas a encontrar a tu gente y tu lugar, aunque no se muestren aún”.Anya Taylor-Joy en "Gambito de dama" (Netflix)Anya Taylor-Joy en «Gambito de dama» (Netflix)

—¿Cómo te sentiste filmando la última escena de la serie?

—Lloré cuando la leí en el libro, lloré cuando la leí en el guión. Lloré cuando la filmé y lloré cuando la vi finalmente. Es increíblemente emotiva. Pero lo que más impactó de ella, caminado por el parque en Rusia fue, por un lado, que es la primera vez que ella se siente en paz en toda la serie. No está huyendo de nada ni corriendo hacia ningún lugar. Sólo está ahí en el presente donde está. Y está contenta de estar ahí. ¡Y yo lo deseaba tanto para Beth! Y también sucede el hecho de que se sienta a jugar ajedrez. Ella nunca pierde la pasión por el juego. Es decir, al final del día ella lo que realmente ama es el ajedrez. Está enamorada del ajedrez y obsesionada con este juego y nunca se desilusiona. Eso significó mucho para mí.

—¿Sabías jugar al ajedrez antes de interpretar este papel?

—Por empezar yo nunca jugué ajedrez antes de interpretar a Beth, o sea que para mí fue realmente una introducción. Cuando ella descubre el ajedrez y llega ese lugar donde todos están jugando profesionalmente, así me sentí yo la primera vez en el set. Puede entender la misma sensación de “Guau, este mundo existe!”.

—En caso de que se confirme una segunda temporada de The Queen ‘s Gambit, ¿qué aspectos de Beth te gustaría explorar?

—Probablemente nunca tengamos una segunda temporada, aunque nunca se puede asegurar en su totalidad. Especulando con esa idea, sería fascinante ver cómo sería Beth como madre. Considerando la relación de ella con las madres de su vida, me da mucha curiosidad lo de sus traumas, su amor y todas esas emociones tan complicadas. Creo que sería interesante.Escena de "Gambito de dama", la exitosa serie de Netflix Escena de «Gambito de dama», la exitosa serie de Netflix

—¿Qué cosas extrañás de la Argentina?

—En este momento a mi familia, los extraño mucho. No he ido los últimos 2 años y es lo más largo que estuve alejada de Buenos Aires, mi hogar. Lo que más extraño es que todos los que me conocen allá saben cómo soy yo desde que era una bebé. Y como viajamos tanto con mi familia, esto resulta lo más extraño. Tener la posibilidad de estar en un lugar donde la gente me vio crecer. Extraño mis apodos, hablar en español todo el tiempo. Allá está gran parte de mi alma y mi corazón. Por eso yo visito Argentina al menos una vez al año. Quiero volver ya mismo. ¡Beso grande a toda Argentina!!

**Con Información de INFOBAE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba