El Mundo

Europa preocupada por el aumento de casos diarios de coronavirus

Crece la preocupación en Europa por un posible rebrote de coronavirus. Países como Reino Unido, Francia y España reportaron un aumento de casos diarios de Covid-19.

El Gobierno británico comunicó este jueves la detección de 6.634 nuevos contagios en las últimas 24 horas, la máxima cifra diaria registrada hasta ahora. Este dato supera los 6.201 positivos identificados el pasado 1 de mayo y eleva el total de infecciones contabilizadas durante la pandemia hasta 416.363.

De acuerdo a los datos oficiales, en la última jornada también se registraron 40 muertos, elevando el total de decesos a 41.902.

Ante el avance de los contagios de coronavirus en varios países, el Ejecutivo británico ha anunciado la retirada de Dinamarca, Eslovaquia, Islandia y Curazao de su lista de corredores aéreos seguros.

Los viajeros procedentes de esos lugares deberán mantener una cuarentena de catorce días a su llegada al Reino Unido, una medida que ya se aplicaba a países como España, Francia, Bélgica, Grecia y Suiza, entre otros.

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció esta semana una serie de medidas para tratar de frenar la expansión del virus, entre ellas la obligación de cerrar bares y restaurantes a las diez de la noche y la ampliación de las normas sobre el uso de mascarilla en comercios y transporte público.

Francia, por su parte, registró en las últimas 24 horas 16.096 nuevos casos, muy por encima de los más de 13.000 detectados el miércoles, con lo que los contagios confirmados en el país desde el inicio de la epidemia ascienden a 497.237, según las autoridades sanitarias.

En el último día se contabilizaron 52 fallecimientos adicionales. Desde el 1 de marzo, el coronavirus se ha llevado a 31.511 personas en Francia.

Todos los departamentos del país, 101 en total, se encuentran bajo vigilancia por una circulación del virus moderada o elevada.

El Gobierno francés anunció el miércoles medidas suplementarias para los 69 departamentos que se encuentran en “alerta roja”, ante la creciente presión hospitalaria por casos de la Covid-19, que en París ha obligado a reprogramar el 20% de las operaciones quirúrgicas a partir de este fin de semana.

Además, una decena de grandes ciudades están en un nivel de vigilancia superior, llamada “alerta reforzada”, que implica el cierre obligatorio a partir del próximo lunes de bares a las 22.00, gimnasios, pero también limitaciones de aforo de 1.000 personas en eventos.

Marsella y Guadalupe (en las Antillas) se encuentran en alerta máxima. Esto supone principalmente el cierre forzado durante al menos dos semanas de restaurantes, bares y gimnasios a partir del próximo lunes, unas medidas que han sido muy criticadas por las autoridades locales y los afectados por la clausura.

La preocupación por la expansión del virus también se extiende en España. El Ministerio de Sanidad notificó este jueves 10.653 nuevos contagios por coronavirus, 3.471 en las últimas 24 horas, con lo que la cifra total de casos desde el inicio de la pandemia se eleva a 704.209, y la de fallecidos a 31.118, con 84 decesos más desde ayer.

De acuerdo a estos datos oficiales, a excepción de Andalucía (sur) que no ha actualizado sus cifras por problemas técnicos, Madrid sigue siendo la comunidad autónoma con más nuevos contagios, 4.350 más (un 40% del total nacional) y 1.097 en las últimas 24 horas, seguida del País Vasco (norte), con 481 nuevos positivos registrados ayer, y de Navarra (norte), con 337.

Con estas cifras, el ministro español de Sanidad, Salvador Illa, advirtió este jueves de que “vienen semanas duras” en la región de Madrid e instó a actuar “con determinación” para controlar la situación. Las autoridades regionales madrileñas anunciarán mañana viernes la ampliación de las medidas impuestas en la zona sur a otras áreas de la comunidad autónoma donde la incidencia del virus es similar.

La Comisión Europea (CE) quiere que los Estados miembros reaccionen ante el aumento generalizado de nuevos casos de coronavirus en la Unión Europea (UE) y poder así evitar una situación similar a la que vivieron la pasada primavera, cuando el Sars-CoV-2 se extendió masivamente por ellos y acarreó duras restricciones.

“Estamos en un momento decisivo. Puede ser nuestra última oportunidad para evitar que se repita lo de la pasada primavera”, declaró este jueves en rueda de prensa la comisaria europea de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides.

“Todos los Estados miembros deben estar preparados para implementar medidas de control de inmediato y en el momento adecuado a la primera señal de posibles nuevos brotes (…). Queremos evitar una repetición de lo que vimos la pasada primavera y confinamientos generalizados. Por eso estamos aquí, para lanzar señales de alarma en un sentido proactivo”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba