El Mundo

Hallaron otras 182 tumbas no marcadas en un internado para niños indígenas en Canadá y los restos de menores encontrados se eleva a 1.100

Al menos 182 tumbas no identificadas han sido halladas en los terrenos de una residencia escolar en el oeste de Canadá, lo que eleva a más de 1.100 los restos de menores indígenas encontrados en las últimas semanas, anunció este miércoles un grupo aborigen canadiense.

Las tumbas no marcadas han sido localizadas en la antigua residencia escolar de St. Eugene Mission School, en la provincia de Columbia Británica, en el oeste de Canadá, dijo el grupo lower kootenay.

Este descubrimiento se suma al de finales de mayo cuando los tk’emlúps te secwépemc, otro grupo indígena de la Columbia Británica, reveló el hallazgo de los restos de al menos 215 niños indígenas en la antigua residencia escolar de Kamloops.

La semana pasada, otro grupo aborigen de la provincia occidental de Saskatchewan, los cowessess, anunció que habían encontrado 751 tumbas sin identificar en escuela residencial Marieval.

Por su parte, la Policía canadiense informó este miércoles de incendios “sospechosos” en dos iglesias en el país, con lo que son ya seis los templos destruidos en Canadá desde que se empezaron anunciar los descubrimientos de tumbas no identificadas en residencias escolares que en el pasado fueron gestionadas por órdenes religiosas.

Una de ellas es la iglesia St. Jean Baptiste, construida hace 114 años en la localidad de Morinville, unos 3.400 kilómetros al noroeste de Toronto y que quedó devastada en un incendio “sospechoso” que se inició en la madrugada.Terreno de antigua escuela residencial indígena de la ciudad de Kamloops , Canadá, 6 junio 2021. REUTERS/Jennifer GauthierTerreno de antigua escuela residencial indígena de la ciudad de Kamloops , Canadá, 6 junio 2021. REUTERS/Jennifer Gauthier

La otra es la iglesia St. Kateri Tekakwitha, en el extremo oriental del país, en la provincia de Nueva Escocia, que también fue destruida por el fuego.

La policía dijo que los incendios están siendo investigados como posibles ataques.

“Lo estamos investigando como sospechoso”, dijo a la AFP el cabo Sheldon Robb de la Real Policía Montada de Canadá (RCMP), hablando sobre el incendio que arrasó la iglesia de Morinville.

El primer ministro, Justin Trudeau, dijo en rueda de prensa que los “horribles descubrimientos” de tumbas sin nombre han obligado a los canadienses “a reflexionar sobre las injusticias históricas y continuas que han enfrentado los pueblos indígenas”.

Trudeau instó a todos a participar en la reconciliación, a la vez que denunciaba el vandalismo y el incendio de iglesias en todo el país.

“La destrucción de lugares de culto no es aceptable y debe detenerse”, dijo.

“Debemos trabajar juntos para corregir los errores del pasado. Todos tienen un papel que desempeñar”.El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, asiste a una conferencia de prensa en Rideau Cottage durante la cual, entre otros temas, habló sobre las tumbas sin marcar encontradas recientemente y los esfuerzos continúan para ayudar a frenar la propagación del COVID-19, en Ottawa, Ontario, Canadá. 25 junio de 2021. REUTERS/Blair GableEl primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, asiste a una conferencia de prensa en Rideau Cottage durante la cual, entre otros temas, habló sobre las tumbas sin marcar encontradas recientemente y los esfuerzos continúan para ayudar a frenar la propagación del COVID-19, en Ottawa, Ontario, Canadá. 25 junio de 2021. REUTERS/Blair Gable

Por otro lado, uno de los principales grupos indígenas de Canadá pidió este miércoles a la Iglesia católica que pague los 25 millones de dólares canadienses (20 millones de dólares estadounidenses) que ofreció en compensación 2006 a los supervivientes de las residencias escolares del país y que todavía no ha abonado por entero.

La Federación de Naciones Indígenas Soberanas (FSIN), que agrupa los 74 grupos indígenas de la provincia de Saskatchewan, denunció que hasta el momento la Iglesia católica solo ha ofrecido una fracción de la cifra inicial, el equivalente a 0,30 dólares canadienses (0,24 dólares estadounidenses) por superviviente.

Miles de niños indígenas fueron víctimas de abuso emocional, físico y sexual en estas residencias escolares. Fueron mal alimentados, avergonzados y golpeados por hablar sus lenguas y despojados de su cultura, tradiciones e identidad”, afirmó en un comunicado el jefe de FSIN, Bobby Cameron.

“Es una vergüenza que los católicos puedan recaudar millones de dólares para construir múltiples catedrales de millones de dólares y solo consigan 0,30 dólares para cada superviviente”, añadió Cameron, quien consideró que si la Iglesia Católica canadiense no puede reunir el dinero el Vaticano debería pagar la compensación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba