El Mundo

Juzgan en Francia a tres contrabandistas de una cría de pez cuyo precio en China supera al de la cocaína

En marzo de 2019, en la comuna de Aix-les-Thermes, la policía revisó un automóvil y encontró valijas repletas de bolsas de agua con 50 kilogramos de angulas en su interior

Una corte francesa juzga este viernes a tres ciudadanos chinos arrestados por la policía en 2019 con 50 kilos de angulas, crías de la anguila, cuyo precio de venta en Asia es superior a la cocaína, según informa el diario francés Le Parisien.

La historia remonta a marzo 2019 en la comuna francesa de Aix-les-Thermes, cerca de la frontera con Andorra, cuando en una inspección rutinaria, la policía revisó un automóvil de matrícula española con tres ciudadanos chinos, según cuenta el diario francés Le Parisien.

Los tres hombres, que decían ser turistas, llevaban consigo 3.000 euros en efectivo. Cuando los agentes abrieron el baúl del automóvil, encontraron cuatro maletas. Pero en su interior no había cepillos de dientes, ni ropa para cambiarse, ni cámara de fotos, ni ningún elemento que en general transportan los turistas.

Las valijas estaban repletas de bolsas de agua con un total de 50 kilogramos de angulas vivas en sus interior. La angula es el alevín o cría de la anguila, son transparentes, pesan en general un gramo y poseen un tamaño de 5 a 6 cm.Un balde con angulasUn balde con angulas

Este alevín es usado en gastronomía, en España y Francia, pero también en varios países de Asia, como Japón, Corea del Sur y China, donde es vendida a precio de oro. En Francia las angulas se comercializan entre 300 y 500 euros el kilo, pero en Asia puede alcanzar hasta 10 veces ese precio, superando el precio de venta de la cocaína, según Le Parisien.

La razón de este altísimo precio es que no se ha logrado que las angulas se reproduzcan en cautiverio, según indica la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres.

Los alevines se reproducen en el mar de los Sargazos, cerca de las costas caribeñas y de Estados Unidos. Los ejemplares realizan una larga migración, de más de 5.000 km, hasta llegar a las costas europeas.

En Francia la pesca de angulas está prohibida para los particulares, y las empresas que deseen hacerlo tienen que solicitar una licencia específica y respetar las cuotas de pesca impuestas para preservar la especie.

En Europa cada año se pescan alrededor de 200 millones de anguilas y la mayoría son exportadas a China.

Uno de los tres hombres arrestados en marzo 2019 ya tenía antecedentes de tráfico de especies protegidas. En enero de 2019 había sido detenido en el aeropuerto de Lisboa, Portugal, junto a otras personas que llevaban en sus valijas angulas. Un mes más tarde volvió a ser demorado acompañado de otras personas que intentaban transportar ilegalmente las crías de anguila.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba