El Mundo

La apoderada del principal partido opositor de Nicaragua abandonó el país y se exilió en Costa Rica

La presidenta del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), Kitty Monterrey, abandonó Nicaragua y se exilió en Costa Rica, informaron este martes distintos medios nicaragüenses. Ocurrió después de que las autoridades le anularan el pasaporte e inhabilitar a su partido para participar de las elecciones del mes de noviembre.

Monterrey aseguró que tomó esa decisión porque, en caso contrario, “o me iban a llevar presa o me iban a deportar”. En efecto, durante el actual proceso electoral las autoridades nicaragüenses han arrestado a más de una treintena de dirigentes opositores, entre ellos siete aspirantes presidenciales.

La opositora apareció el martes en una entrevista con Teletica, desde Costa Rica, aunque habría abandonado el país el lunes.

“Decidí ocultarme hasta ver cómo podía salir del país (…) Por supuesto que sí, (me sentía amenazada). Allá (Nicaragua), a cualquiera que identifican o lo ponen en una lista negra, ya es alguien que está con el riesgo de ir a la cárcel. Ya nadie está seguro”, afirmó.En la imagen Carmella María Rogers Amburn, conocida localmente como Kitty Monterrey, representante legal del opositor Ciudadanos por la Libertad (CxL). EFE/ Jorge Torres/Archivo En la imagen Carmella María Rogers Amburn, conocida localmente como Kitty Monterrey, representante legal del opositor Ciudadanos por la Libertad (CxL). EFE/ Jorge Torres/Archivo

El régimen de Daniel Ortega informó el domingo que anuló el pasaporte a Carmella María Rogers Amburn, conocida localmente como Kitty Monterrey, representante legal del opositor Ciudadanos por la Libertad (CxL).

En una declaración, el régimen explicó que retiró el pasaporte ordinario a la dirigente política, de 71 años, también ciudadana estadounidense, porque de 198 viajes registrados, “en una minoría lo hizo con pasaporte nicaragüense”.

Según un informe de la Dirección de Migración y Extranjería “refiere que conforme los 198 movimientos migratorios registrados, en su mayoría la señora Rogers Amburn utilizó pasaportes estadounidenses (en una minoría lo hizo con pasaporte nicaragüense)”, sin precisar.

Por tanto, las autoridades resolvieron dejar sin efecto, a partir de la fecha, el pasaporte nicaragüense de Rogers Amburn, porque, además, obtuvo “el mismo de forma fraudulenta”, sostuvo.Campaña electoral en Nicaragua. REUTERS/Oswaldo Rivas/File PhotoCampaña electoral en Nicaragua. REUTERS/Oswaldo Rivas/File Photo

La forma fraudulenta, según esa cartera, comenzó con su inscripción como nicaragüense el 7 de junio del 2005, que realizó en el Consulado de Nicaragua en San Francisco, California, Estados Unidos. Según el acta de hace 16 años, la dirigente política se registró “indebidamente” con el nombre de Carmella Marie Kitty Monterrey, que no coincide con su nombre real: Carmella María Rogers Amburn.

Sin nacionalidad nicaragüense y sin partido

Por tanto, a partir de ahora, la dirigente política “es únicamente ciudadana estadounidense”, agregó.

Rogers Amburn o Monterrey es la representante legal de CxL, un partido que se define de centroderecha, y al que el Consejo Supremo Electoral (CSE) resolvió, el viernes pasado, cancelar su personalidad jurídica, a tres meses de los comicios, en los que Daniel Ortega busca una nueva reelección.

El CSE resolvió el viernes sacar del juego electoral a CxL, que encabezaba una alianza electoral junto a un partido indígena y una organización cívica, cancelar la cédula de identificación ciudadana de su representante legal.Varios partidarios de la opositora Alianza Ciudadanos por la Libertad (Cxl) en Managua (Nicragua). EFE/ Jorge Torres /Archivo Varios partidarios de la opositora Alianza Ciudadanos por la Libertad (Cxl) en Managua (Nicragua). EFE/ Jorge Torres /Archivo

A través de una resolución, los magistrados electorales, partidarios del presidente Ortega, decidieron disolver al partido CxL, entre otros razones, por haber inscritos como candidatos a los cargos de elección popular a personas consideradas como “traidores de la patria”, que es como el régimen tacha a los que se manifestaron en su contra en abril de 2018.

En el actual proceso electoral las autoridades nicaragüenses se ha caracterizado por un asedio incesante contra candidatos y referentes opositores.

El Consejo Electoral también ha cancelado la personalidad jurídica a tres partidos políticos y el Parlamento, donde el oficialismo tiene mayoría absoluta, reformó la Ley Electoral, la cual estableció un mayor control en la estructura electoral a favor de los sandinistas.En la imagen, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. EFE/Jorge Torres/Archivo En la imagen, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. EFE/Jorge Torres/Archivo

El presidente Ortega, un ex guerrillero próximo a cumplir 76 años y en el poder desde 2007, busca su quinto mandato de cinco años, cuarto de forma consecutiva y segundo junto con su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, en las elecciones de noviembre.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba