El Mundo

La familia Trump puso a la venta una propiedad en Florida valuada en USD 49 millones

La vivienda, situada frente al mar, estuvo en manos de la familia durante los últimos 17 años. Si logran venderla por el valor pedido, ganarán más de 30 millones de dólares en la transacción

Previo a ser electo como presidente de los Estados Unidos, Donald Trump estaba asociado principalmente a los negocios inmobiliarios (así como el reality show “El aprendiz”). Ahora, a menos de dos meses de haber dejado el mando del Poder Ejecutivo, la familia del ex mandatario volvió a incurrir en un negocio de esa naturaleza. No es el anuncio de la construcción de una torre sino algo que, de concretarse, sería una común -aunque millonaria- transacción: su familia puso a la venta una propiedad suya en Florida.

Eric Trump, uno de los hijos del ex presidente, fue quien comunicó la intención en su cuenta de Twitter. Se trata de una mansión ubicada en el 1125 South Ocean Boulevard, en West Palm Beach. Es la casa ubicada al lado de Mar-a-Lago, el club de playa en el que Trump vive desde haber dejado la presidencia.

La mansión lleva el nombre de La Casa de Playa, y tiene 2500 metros cuadrados divididos en dos pisos.La vivienda está situada frente a la playa de West Palm BeachLa vivienda está situada frente a la playa de West Palm Beach

Se encuentra en un terreno de más de medio acre (aproximadamente 2.000 km2) con 60 metros de playa exclusiva. Quien compre la propiedad además será inmediatamente admitido como socio de Mar-a-Lago. La vivienda fue construida en 1956 y tiene estilo caribeño.

La vivienda es propiedad de la hermana del ex presidente, Maryanne Trump Barry, desde 2004, cuando la compró por USD 11,5 millones. En 2018 se la vendió a una corporación denominada 1125 South Ocean LLC, cuyo presidente es Donald Trump y cuyo vice-presidente es Donald Trump Jr (hijo mayor del ex presidente). La corporación pagó USD 18,25 millones.

En Estados Unidos es habitual que las personas conformen corporaciones para comprar propiedades puesto que los impuestos que debe pagar una corporación son infinitamente menores que se si tratara de un bien personal. Sobre todo si, como en este caso, la corporación esta inscrita en un estado como Delaware, una especie de paraíso fiscal dentro de los Estados Unidos.

En caso de que la propiedad logre ser vendida por los USD 49 millones que están pidiendo, los Trump estarían ganándole 30 millones y medio de dólares a la vivienda en tres años. El valor de las propiedades ha aumentado, pero fundamentalmente en este momento esta propiedad tiene un valor simbólico para aquellos afines a Trump, que encontrarían un punto a favor en pasar a ser vecinos y compartir su club de playa. Trump continúa siendo quizás la figura más poderosa del partido republicano y las encuestas aún lo al tope en intención de voto dentro del partido.

La posibilidad de que Trump residiera en Mar-a-Lago estuvo en duda semanas atrás después de que un grupo de vecinos de West Palm Beach elevara una queja a la municipalidad alegando que en el estatuto del club se indica que ninguna persona puede vivir allí más de 3 semanas no consecutivas a lo largo del año. La defensa del presidente argumentó que el estatuto era para los socios del club, y no para el dueño de la propiedad, quien se aloja en un sector privado del inmueble. La municipalidad estuvo de acuerdo con la defensa.

La campaña presidencial ha dejado a la familia Trump endeudada. De todas maneras, se espera que entre sus negocios inmobiliarios y donaciones que aún están recibiendo para su causa política, logren compensar los casi mil millones de dólares en deudas que tienen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba