El Mundo

La OMS aseguró que la desigualdad en el acceso a las vacunas contra el COVID-19 es cada vez más “grotesca”

“La brecha entre el número de vacunas administradas en países ricos y las aplicadas en regiones más pobres sigue creciendo”, indicó el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus

La desigualdad en el acceso a las vacunas contra el COVID-19 entre países ricos y pobres “aumenta” y se vuelve “grotesca”, afirmó este lunes el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“En enero, declaré que el mundo estaba al borde de un catastrófico fracaso moral si no se adoptaban medidas urgentes para garantizar una distribución justa de las vacunas anticovid. Tenemos los medios para evitar este fracaso, pero es sorprendente lo poco que se ha hecho para evitarlo”, dijo en rueda de prensa.

“La brecha entre el número de vacunas administradas en países ricos y las aplicadas a través de COVAX [el mecanismo de la OMS para abastecer a países pobres] sigue creciendo, y se está tornando más grotesca cada día”, expresó.

El sistema internacional Covax, creado especialmente por la OMS, busca abastecer este año de dosis al 20% de la población de casi 200 países y territorios y también cuenta con un mecanismo de financiación para ayudar a 92 países desfavorecidos.La OMS criticó la desigual distribución de la vacuna contra el coronavirus a nivel mundial (REUTERS/Pascal Rossignol)La OMS criticó la desigual distribución de la vacuna contra el coronavirus a nivel mundial (REUTERS/Pascal Rossignol)

“Los países que vacunan actualmente a personas más jóvenes, en buena salud y con riesgo bajo de contraer el covid-19 lo hacen en detrimento de la vida del personal sanitario, de las personas mayores y otros grupos de riesgo en otros países”, apuntó el jefe de la OMS.

“Los países más pobres se preguntan si los países ricos piensan realmente lo que dicen cuando hablan de solidaridad. La distribución no equitativa de las vacunas no es solo un escándalo moral, sino también es autodestructiva económica y epidemiológicamente”, insistió.

Y agregó: “Algunos países se apresuran en vacunar a toda la población cuando otros países no tienen nada. Esto puede dar seguridad a corto plazo, pero es un falso sentimiento de seguridad”.

Asimismo, indicó que cuanto más se transmita el virus, es más probable que surjan nuevas variantes del coronavirus, y cuantas más surjan, más probabilidades hay de que evadan las vacunas.

“Mientras el virus siga circulando en cualquier lugar, la gente seguirá muriendo, el comercio y los viajes seguirán perturbados, y la recuperación económica se retrasará aún más”, advirtió.

Por su parte, el director general de la OMS dijo que los países ricos podrían estar comprando algo de comodidad a corto plazo, pero que se estaban dando una falsa sensación de seguridad.Trabajadores sanitarios aplican la vacuna contra el coronavirus de Sinovac, en un centro de vacunación en Santiago de Chile (REUTERS/Ivan Alvarado)Trabajadores sanitarios aplican la vacuna contra el coronavirus de Sinovac, en un centro de vacunación en Santiago de Chile (REUTERS/Ivan Alvarado)

Israel es el país que más ha vacunado, con prácticamente toda su población elegible que ha recibido la primera dosis de la vacuna y más de la mitad ambas dosis.

Emiratos Arabes Unidos, el Reino Unido, Chile y Estados Unidos son los países que siguen en la lista de aquellos que han inmunizado a la mayor proporción de sus habitantes.

”Algunos países están en la carrera por vacunar a sus poblaciones enteras, mientras otros países no tienen nada. Esto puede comprarles una seguridad a corto plazo, pero es una impresión de seguridad falsa”, advirtió Tedros.

El servicio mundial de distribución de vacunas Covax ha distribuido hasta ahora más de 31 millones de dosis a 57 países.

Sin embargo, no todos los países han tomado el camino de acaparar vacunas, si podían.

Corea del Sur, un país con medios económicos suficientes como para haber negociado contratos directos con las farmacéuticas, optó por formar parte de la plataforma COVAX, creada por la OMS en colaboración con otras organizaciones, para una distribución equitativa de las vacunas y esperar su turno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba