El Mundo

Lista Engel empuja a reflexionar sobre corrupción en el Triángulo Norte

Las portadas de los matutinos de circulación nacional en Guatemala, Honduras y El Salvador pusieron rostros este viernes a los 55 nombres de figuras en su mayoría políticos en activo o exfuncionarios señalados de corrupción por parte de Estados Unidos.

Washington ha decidido un combate frontal a la corrupción en el Triángulo Norte de Centroamérica como antesala a la puesta en marcha del mega plan de revitalización de la región con 4.000 millones de dólares que tiene entre sus objetivos reducir las migraciones irregulares.

Eric Olson director de políticas estratégicas de la Fundación Internacional Seattle, considera que este es solo un primer paso, pero conlleva una señal alentadora y muy fuerte de la administración del presidente Joe Biden de combatir la corrupción en esos países.

Olson agrega que muchas piezas se están moviendo en el rompecabezas regional, y para bien la sociedad civil también empieza a jugar un rol más protagónico.

“Pero hay que tener en mente que ésta no es la única o última lista, no incluye a todos los corruptos de la región, es una lista que se va ir ampliando en los próximos meses”, explica Olson.

En parte –dice- porque poner en la nómina esos nombres requiere al gobierno de Estados Unidos compilar información muy minuciosa con elementos suficientes para implicar a esas personas, los que al aparecer en la lista pierden sus visas o el derecho a obtenerla.

https://infogram.com/corrupcion-centroamerica-1h8n6m300odlj4x

Por su parte Roberto Rubio del Centro Contra la Impunidad y la Corrupción en el Norte Centroamericano (CCINOC), opina que luego de hacerse pública la lista Engel es casi probable que comience a aplicarse sanciones financieras a los nombrados. 

“No es cualquier cosa para los señalados aparecer en la lista Engel,  hay consecuencias indirectas en términos financieros, ya sea con los bancos en los diferentes países o en Estados Unidos donde tendrán una serie de repercusiones muy serias», ahonda Rubio, integrante del recién creado centro conformado por organizaciones de la sociedad civil que luchan contra la corrupción en los tres países centroamericanos.

Que la lista incluya además políticos en actividad, pero también exservidores públicos, empresarios, y funcionarios de los aparatos legislativos y judiciales de los tres países es algo que de algún modo llama la atención, agrega Cynthia Arnson, directora del Programa Latinoamericano del Centro Woodrow Wilson, en Washington.

No obstante, esta experta en la región dice que Estados Unidos está poniendo su parte, pero hoy más que nunca toca a las sociedades centroamericanas hacer también su tarea porque el problema recae sobre sus propios intereses.

“Los países centroamericanos, sus instituciones y la sociedad civil, tienen la principal responsabilidad en la lucha contra la corrupción.  La lista Engel proveniente del Congreso de EE.UU. y otros esfuerzos del Departamento de Justicia muestran que la comunidad internacional también posee instrumentos potentes para apoyarles», explica Arnson a VOA.  

Pero Eric Olson enfatiza en poner atención también al mensaje político que conlleva esta lista para gobiernos como el de El Salvador, el que funcionarios de alto nivel de la Casa Presidencial y estrechos colaboradores de Nayib Bukele aparezcan en el listado es una señal muy fuerte para ese país.

Mirada interna al problema de corrupción

El esperado anuncio de este jueves en Washington ha levantado polvo en los países de la región que experimentan en carne propia la problemática de corrupción. Algunas investigaciones han surtido efectos gracias a trabajos periodísticos que han evidenciado casos, otros por las rendijas que abrieron las comisiones internacionales que intentaron meter diente a la impunidad y que los mismos gobiernos de los tres países uno a uno desmontaron.

Este viernes los principales rotativos de Guatemala, Honduras y El Salvador sentaron postura desde sus páginas editoriales sobre lo que implica para sus países, sus comunidades de lectores y la sociedad en general tolerar la corrupción enquistada en sus aparatos de gobierno.

Prensa Libre de Guatemala dijo que la publicación de un lista genera diversas reacciones en los señalados de estar involucrados en supuestos actos de corrupción, pero también de impunidad y entorpecimiento de aplicación de justicia.

“Algunas optan por esconderse, otras se declaran perplejas por la designación y otras más lo asumen por el lado del sarcasmo o la abierta crítica hacia la administración demócrata, que está apenas por cumplir su primer semestre, buena parte del cual se ha centrado en limpiar a los Estados del Triángulo Norte de los lastres que impiden el desarrollo y detonan la migración”, acusó Prensa Libre en el editorial.

También el influyente medio de la prensa guatemalteca dice que la ley que dio paso a la lista Engel surtió de un esfuerzo demócrata y republicano en Estados Unidos, lo que genera confianza entre los abanderados del combate a la corrupción en los países centroamericanos porque cualquiera que sea la administración de la Casa Blanca no se perderá el rumbo.

El medio agrega que luego de conocerse el listado “Debería quedar tácito que es tiempo de que la institucionalidad del país retome su rumbo con apego a Derecho, con acciones correctas; por ejemplo, que el Congreso elija a la nueva Corte Suprema de Justicia y magistrados de salas de Apelaciones sin demoras ni pactos bajo la mesa, si es que no están a la espera de la inclusión de señalados de más peso”, acota.

Portadas

Desde Honduras el diario La Prensa alude a que la sociedad en conjunto debería rechazar los liderazgos políticos y sociales de cualquier denominación que tengan en sus espaldas las mínimas sospechas de corrupción, porque el país mismo se hunde mientras esas figuras solo “se buscan a sí mismos o tienen como centro el egoísmo, los intereses personales y no el bien común”.

También el diario hondureño resiente el deterioro institucional que avanza año con año y complica la vida civilizada del país en todos los ámbitos, por cómo la corrupción y la impunidad enturbian a todo el tejido social.

“En los últimos años se ha ensanchado el camino de la impunidad en la administración pública por eliminación o debilitamiento de controles que en teoría política tradicional se identifican como contrapesos, para la prevalencia de ‘el poder frente al poder’, de manera que funcionen eficazmente los mecanismos para reprimir y castigar con dureza las infracciones y delitos”, acota La Prensa.

Y desde El Salvador, el país cuyo órgano ejecutivo encabezado por Nayib Bukele se ve más ensombrecido al aparecer entre los 14 señalados salvadoreños estrechos colaboradores suyos y figuras de altos cargos en su administración, el veterano periódico El Diario de Hoy resaltó en su editorial las implicaciones convergentes.

La lista Engel -destaca el combativo medio- se publica justo dos meses después que el mandatario salvadoreño y la Asamblea Legislativa, que lo respalda, dieran un golpe certero a la institucionalidad del país al destituir de manera ilegal a los cinco magistrados titulares de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y al fiscal general de la república, lo que acarreó una fuerte condena de la comunidad internacional.

Estados Unidos está enviando mensajes claros apunta El Diario de Hoy “Con cada uno de los incluidos, la lista parece enviar sendos mensajes y castigar hechos tales como la corrupción y el lavado de dinero, la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional, el pago de sobornos y oscuros intereses… se comenta que en la nómina faltan muchos más nombres de corruptos del actual régimen que podrían ser incorporados en los próximos meses. Con toda seguridad, algunos señalados se estarán preguntando “¿y por qué yo y no aquéllos…?”, reza su editorial.

Ese periódico, vetado al igual que otros medios de comunicación salvadoreños independientes y críticos al gobierno de Bukele, asegura que el ejecutivo de Bukele seguirá diseminado “cortinas de humo para distraer a la población, como lo del Bitcoin, que ha hecho de nuestro El Salvador el hazmerreír del mundo”, agrega.

También considera que los legisladores demócratas y republicanos más los altos cargos de la administración Biden han expuesto con esta lista su total rechazo a la corrupción en el Triángulo Norte.

También “a las amenazas a periodistas, al acoso a medios independientes, a todo lo que afecta la democracia, las libertades individuales, a no ser juzgados de acuerdo con las leyes sino con base en agendas escondidas, a quedar a merced de jueces que antes de iniciar un proceso tienen lista la resolución…
Queda el país a la espera del siguiente acto: la destitución de los corruptos y antidemocráticos”, puntualizó El Diario de Hoy.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba