El Mundo

Los CDC de los Estados Unidos dicen que las personas vacunadas no necesitan aislarse tras exponerse al COVID-19

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades actualizaron sus recomendaciones y establecieron que ya no tienen que hacer cuarentena quienes hayan estado en contacto con alguien infectado después de haber recibido las dos dosis de la vacuna

Las personas que han recibido las dosis completas de la vacuna contra el COVID-19 pueden saltarse la norma estándar de 14 días de cuarentena tras haberse expuesto a una persona infectada, recomendaron expertos en salud pública de Estados Unidos. Siempre que no presenten síntomas, claro.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dijeron que las vacunas ha mostrado ser eficaces contra la aparición de casos sintomáticos de COVID-19, que se cree tienen influencia mayor en la transmisión del virus que los contagios asintomáticos.

“Los beneficios para los individuos y la sociedad de evitar cuarentenas innecesarias sobrepasan el riesgo potencial pero desconocido de transmisión (entre personas que ya han sido vacunadas)”, dijeron los CDC.Sede de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en Atlanta, Georgia (REUTERS/Tami Chappell)Sede de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en Atlanta, Georgia (REUTERS/Tami Chappell)

La agencia ha divulgado un criterio estricto para las personas que ya no tendrán que someterse a una cuarentena luego de sus vacunaciones, siempre que hayan recibido las dos dosis completas. Quienes ya han sido vacunados y deciden no hacer cuarentenas de todas formas deberían estar atentos a la posibilidad de desarrollar síntomas en un periodo de 14 días tras la exposición a una persona contagiada.

Las vacunas de dos dosis de Pfizer Inc y Moderna Inc han sido autorizadas en Estados Unidos para su uso de emergencia. Johnson & Johnson pidió la semana pasada la autorización para su vacuna de una sola dosis.

Los CDC actualizaron también sus recomendaciones sanitarias referidas al uso de mascarillas para mitigar la transmisión del COVID-19: indicaron que el uso de mascarillas quirúrgicas ajustadas, o poner una de tela por sobre una quirúrgica, aumenta de manera significativa la protección contra el virus, tanto para quien las usa como a terceros.Una sanitaria administra una dosis de la vacuna de Moderna contra el COVID-19 a una mujer en una instalación en Nueva York, EEUU. 29 enero 2021 (REUTERS/Mike Segar)Una sanitaria administra una dosis de la vacuna de Moderna contra el COVID-19 a una mujer en una instalación en Nueva York, EEUU. 29 enero 2021 (REUTERS/Mike Segar)

El mensaje llega luego de que una nueva investigación de las entidades sanitarias concluyera que la transmisión del virus se puede reducir hasta en un 96,5 por ciento en los casos donde un individuo infectado y otro que no lo esté usen dos mascarillas -una quirúrgica y otra de tela- o una que esté bien ajustada.

La doctora Rochelle P. Walensky, directora de los CDC, anunció el resultado de la investigación durante la sesión informativa sobre el coronavirus de la Casa Blanca el miércoles, donde pidió que los estadounidenses usen una “máscara que les encaje bien” que tenga dos o más capas.

El presidente Joe Biden ha propuesto a los estadounidenses extender el uso de máscaras durante los primeros 100 días de su presidencia. “Con las hospitalizaciones y muertes aún muy altos, ahora no es el momento de reducir el uso de las mascarillas” dijo, y agregó: “la conclusión es la siguiente: las mascarillas funcionan y funcionan cuando se ajustan bien y se usan correctamente”.Vacunas contra el coronavirus de Moderna (REUTERS/Shannon Stapleton)Vacunas contra el coronavirus de Moderna (REUTERS/Shannon Stapleton)

A principios del mes de febrero, 14 estados del país y el Distrito de Columbia habían ordenado el uso generalizado de máscaras faciales, mientras que son obligatorias en edificios públicos federales y en estaciones de transporte doméstico e internacional.

Si bien se sabe que las máscaras reducen las gotas respiratorias y los aerosoles exhalados por los usuarios infectados y protegen al usuario no infectado, su eficacia varía ampliamente debido a las fugas de aire alrededor de los bordes de la máscara. Cuando al principio las autoridades recomendaron que la gente llevara protección facial, los tapabocas adecuados eran escasos y se animó a la gente a que usara soluciones improvisadas de tela tomadas de camisetas o bandanas. Pero estaban lejos de ser ideales.

(Con información de Reuters)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba