El Mundo

Mauricio Claver-Carone, presidente del BID: “Vamos a trabajar con todos los países, no queremos otra década perdida en Latinoamérica”

El funcionario espera un aumento de USD 80.000 millones en la capacidad de préstamo de la entidad y dijo que buscará centrar el financiamiento en pymes y en vacunación contra el Covid. “Queremos un Plan Marshall para la región”, afirmó

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID),Mauricio Claver Carone, dijo que la entidad espera tener en los próximos meses un aumento en su capacidad de préstamo con el que buscará financiar proyectos de infraestructura digital en la región y también acelerar el proceso de vacunación contra el Covid-19. “Vamos a trabajar con todos los países, no queremos otra década perdida en Latinoamérica”, dijo el funcionario.

En un evento ante inversores organizado por el Consejo de las Américas, Claver-Carone, ex asesor de Donald Trump, ex funcionario del Fondo Monetario Internacional y que asumió al frente del BID en octubre de 2020, afirmó que “la recuperación económica de la región depende de la vacuna” contra el coronavirus. “La meta es (completar la vacunación) en primavera y verano (otoño e invierno en América Latina), queremos ayudar en la parte financiera, con campañas educativas y en asociación con el sector privado”, dijo el ejecutivo.Según el BID, 25 millones de personas perdieron sus trabajos durante la pandemia y 50 millones de personas dejaron de ser clase media.

“La recuperación de la economía de la región va a depender del sector privado, mas allá de lo que podamos hacer. La vacuna es un ejemplo de asociación exitosa entre el sector público y el privado. Para el BID crear empleos es la prioridad número uno, 25 millones de personas perdieron sus trabajos durante la pandemia y 50 millones de personas dejaron de ser clase media”, apuntó Claver-Carone.

El presidente del BID dijo que el directorio de la entidad acordó trabajar con una visión hasta 2025, que “no será solo un diagnóstico, sino de identificar dónde están las oportunidades, siempre enfocados en el sector privado. Los puntos principales serán la integración, que no es una cuestión geopolítica, queremos que las compañías se establezcan en la región, luego la digitalización donde hay mucho para hacer en conectividad y accesibilidad y en financiamiento a pymes, que representan el 25% del PBI de la región. Ha una brecha de financiamiento y hay que movilizar ese dinero, apuntó el funcionario.Según el BID, 25 millones de personas perdieron sus trabajos durante la pandemia y 50 millones de personas dejaron de ser clase media. (Foto: REUTERS/Carlos Jasso)Según el BID, 25 millones de personas perdieron sus trabajos durante la pandemia y 50 millones de personas dejaron de ser clase media. (Foto: REUTERS/Carlos Jasso)

Consultado por un ejecutivo de Blackrock sobre el “clima de negocios” en países como México o Argentina, en los que señaló “problemas con el sector privado”, Claver-Carone dijo que el BID “va a trabajar con todos los países miembro. Queremos que todos los países tengan éxito y vamos a trabajar con todos”.

“Hay cuestiones amplias y cuestiones puntuales sobre cómo generar clima de negocios. Algunos países están haciendo las cosas bien y son ejemplos para emular. Pero hay algo amplio: hace 30 o 40 años hablar de la inversión extranjera directa en la región parecía algo ideológico, como si estuviera relacionado a los Estados Unidos. Ahora hay un consenso de que son proyectos de inversión con impacto positivo. Ya sea el presidente (Alberto) Fernández como (Andrés) López Obrador o (Sebastián) Piñera o (Iván) Duque, todos quieren inversión extranjera directa porque que crea trabajo. Eso es un paso adelante”, dijo Claver-Carone.Claver-Carone espera que el BID incremente en USD 80.000 millones su capacidad de préstamos a la región.

El actual presidente del BID tuvo competencia antes de llegar al sillón principal de la entidad. El gobierno argentino propuso al secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Béliz para presidir el banco, pero la falta de apoyo entre los países accionistas y el respaldo de algunas naciones clave de la región le abrieron la puerta a Claver-Carone, que se convirtió así en el primer funcionario no latinoamericano en encabezar la entidad de financiamiento y rompió una tradición que se mantenía desde su fundación.

Por otra parte, Claver-Carone afirmó que espera que en los próximos meses la capacidad de préstamos del BID aumente. En ese sentido, remarcó un proyecto de ley presentado por los senadores Marco Rubio y Bob Menéndez para incrementar en unos USD 80.000 millones la capitalización de la entidad. “Va a tener un impacto positivo en la región. No queremos tener otra década perdida en Latinoamérica. Lo importante es plantear que si no lo hacemos, la región va a buscar alternativas”, entre las que mencionó el avance de capitales chinos en proyectos de inversión.

El funcionario afirmó que el BID buscará implementar con el aumento en los préstamos una suerte de “Plan Marshall para la región”, en referencia a la asistencia económica que dirigió Estados Unidos a los países europeos tras la devastación de la Segunda Guerra Mundial. “Buscamos un nuevo banco, que sea más transparente, rejuvenecido y con más capital”, concluyó Claver-Carone.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba