El Mundo

México y Argentina llaman a consultas a sus embajadores en Nicaragua

Los gobiernos de México y Argentina dieron a conocer este lunes que han llamado a consulta a sus embajadores en Nicaragua ante “las preocupantes acciones políticas” realizadas por el gobierno nicaragüense en los últimos días.

Según un comunicado, emitido en conjunto por ambas administraciones, desde su punto de vista, las últimas acciones emprendidas contra precandidatos presidenciales, activistas y empresarios nicaragüenses “han puesto en riesgo la integridad y libertad” de estas figuras de la oposición.

El anuncio se da luego que autoridades nicaragüenses dieran a conocer, el domingo por la noche, la captura del periodista y aspirante a la presidencia Miguel Mora en su residencia en Managua.

Mora es el quinto precandidato presidencial que es detenido en Nicaragua bajo el cargo de “realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía, y la autodeterminación” de Nicaragua.

Los arrestos, que han puesto en alerta a organismos y comunidad internacional, entre ellos la ONU, quienes han exigido a la administración Ortega adoptar reformas que garanticen que las elecciones del 7 de noviembre sean libres, justas y transparentes.

Por su parte los gobiernos de los mandatarios Andrés Manuel López Obrador, de México, y Alberto Fernández, de Argentina, afirmaron que ambos países “se mantendrán atentos a la evolución de los acontecimientos […] y seguirán promoviendo inequívocamente el pleno respeto y promoción de los derechos humanos, las libertades civiles, políticas y de expresión”.

En el documento los mandatarios además reiteran su disposición a ser mediadores para promover el diálogo entre los diferentes sectores y “que sean las y los propios nicaragüenses, quienes superen esta situación por la vía pacífica, respetando la división de poderes, el respeto a las minorías, las garantías constitucionales y, en general, el pleno respeto al estado de Derecho y todos los derechos humanos”.

Los arrestos, de los precandidatos y de otros líderes opositores, así como el deterioro de la democracia en Nicaragua han sido condenados por la Organización de los Estados Americanos (OEA).

El organismo ha pedido la liberación inmediata de los precandidatos y otros que considera “presos políticos” por considerar todas son detenciones arbitrarias.

El gobierno nicaragüense por su parte afirma los detenidos son «usurpadores» financiados por Estados Unidos para derrocar a Ortega.

Los hechos se producen a cinco meses de las elecciones generales, en las que no se descarta que Daniel Ortega, de 75 años y quien ha gobernado Nicaragua desde 1979 a 1990, y luego desde 2007 a la fecha, busque un nuevo mandato sucesivo en las próximas elecciones de noviembre.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba