El Mundo

Nueva Zelanda renunciará a la estrategia de “cero covid” para empezar a convivir con el virus tras el brote de la variante Delta

La primera ministra Jacinda Ardern admitió el lunes que la estrategia de “cero covid” ampliamente elogiada de Nueva Zelanda no ha logrado detener el brote de coronavirus persistente en Auckland y dijo que se necesitaba un nuevo enfoque.

La política de eliminación de la línea dura había protegido en gran medida al país de la pandemia, y los residentes disfrutaban de una vida doméstica casi normal junto con estrictas restricciones en las fronteras internacionales.

Pero el brote que disparó el número de casos de covid-19 en agosto, obligó al Ejecutivo a decretar una cuarentena de siete semanas en su principal centro de población, el cual no logró frenar el aumento de los contagios.

Ardern dijo que la variante Delta, altamente transmisible, había demostrado ser un “cambio de juego” que no podía eliminarse.

“Incluso con las restricciones a largo plazo que hemos tenido, es evidente que no hemos llegado a cero”, agregó.Nueva Zelanda renunciará a la estrategia de “cero covid” para empezar a convivir con el virus tras el brote de la variante Delta (FOTO: REUTERS)Nueva Zelanda renunciará a la estrategia de “cero covid” para empezar a convivir con el virus tras el brote de la variante Delta (FOTO: REUTERS)

Ardern dijo que no se desharía de inmediato de la estrategia contra el coronavirus, pero que las restricciones en Auckland se aliviarían levemente, a pesar de que el número de casos nuevos no ha disminuido.

Agregó que el importante cambio en su política con respecto al objetivo de erradicar por completo el virus, fue posible porque las tasas de vacunación habían aumentado drásticamente.

“La política de línea dura fue importante porque no teníamos vacunas, ahora las tenemos, para que podamos comenzar a cambiar la forma en que hacemos las cosas”, dijo a los periodistas.

Auckland permanecerá con restricciones por ahora, pero el Gobierno realizará revisiones semanales para programar la reintroducción de las libertades.El cambio en las políticas del Gobierno para el virus es posible porque las tasas de vacunación aumentaron drásticamente en Nueva Zelanda (FOTO: AP)El cambio en las políticas del Gobierno para el virus es posible porque las tasas de vacunación aumentaron drásticamente en Nueva Zelanda (FOTO: AP)

Los residentes de la ciudad pueden reunirse al aire libre en grupos de hasta 10 personas a partir del miércoles y en las próximas semanas se considerarán medidas como la reapertura de tiendas y escuelas.

Al resto del país se le permitió salir de la cuarentena a principios de septiembre.

Antes del brote de Auckland, la estrategia de eliminación del covid en Nueva Zelanda fue ampliamente alabada por organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS), con solo 27 muertes en una población de cinco millones.

La líder de la oposición Judith Collins dijo que Ardern había ofrecido sólo una “vaga lista de deseos” que no logró esbozar en un plan coherente para reemplazar el enfoque de “cero covid”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba