El Mundo

Pfizer informó que aún no puede publicar los datos sobre su vacuna y se cierra la posibilidad de aprobarse antes de las elecciones en EEUU

La farmacéutica estadounidense Pfizer comunicó este martes que no está preparada para publicar los resultados sobre la última etapa del ensayo de su vacuna experimental contra el COVID-19, que está desarrollando junto a su socia alemana BioNTech.

Pfizer informó que el regulador que debe determinar si el ensayo ha sido exitoso o no todavía no ha realizado ningún análisis provisional sobre la eficacia de la vacuna.

El presidente ejecutivo de la compañía, Albert Bourla, manifestó hace unas semanas que Pfizer Inc podría publicar este mismo mes datos sobre la eficacia de su vacuna experimental. Sin embargo, esta vez se mostró más cauteloso y aclaró que cuando se alcancen los resultados, así sean positivos o negativos, pasará una semana más hasta que sean publicados para poder completar todo el trabajo administrativo.

Las acciones de la farmacéutica operaban con una caída de 1,1% tras la apertura de la bolsa de Nueva York.

Pfizer ha inscrito a más de 42.000 pacientes en el ensayo de su vacuna contra el covid-19, iniciado a finales de julio. Casi 36.000 ya habían recibido su segunda dosis hasta el 26 de octubre, informó la compañía el martes.

La junta que monitorea los datos de los ensayos tiene previsto realizar su primera evaluación sobre el desempeño de la vacuna, luego de que 32 participantes del estudio se infectaran de COVID-19.

Brad Loncar, inversor en la industria de la biotecnología y CEO de Loncar Investments, aseguró que era difícil sacar conclusiones porque los ensayos aún no habían pasado por el primer análisis interno.

“Creo que esto implica que la tasa general de infección es mucho menor de lo que Pfizer inicialmente estimó”, sostuvo Loncar. “Así que el ensayo está desarrollándose algo más lento de lo que se esperaba”, añadió.

Pfizer anunció que, si sus ensayos tienen éxito, solicitará una autorización de uso de emergencia en Estados Unidos poco después de que culmine la etapa de seguridad, a finales de noviembre. Espera estar lista con los datos de manufacturas de las dosis para la revisión de las autoridades antes de esa fecha.

La compañía reportó el martes una caída del 4,3% en sus ventas trimestrales, golpeada por la creciente competencia de su analgésico Lyrica que ya no está sujeto a patentes y por una menor demanda de algunos de sus tratamientos durante la pandemia del COVID-19.

En el tercer trimestre, Pfizer indicó que las ventas de Lyrica cayeron un 3%. La facturación total de la farmacéutica estadounidense se redujo de 12.680 millones de dólares (informados en el mismo periodo hace un año) a 12.130 millones.

Fuente
Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba