El Mundo

Por un brote de COVID-19 en un crucero, Royal Caribbean aisló a seis pasajeros y serán enviados a sus casas

Bahamas, que habilitó el regreso de los cruceros internacionales el mes pasado, es escenario de un pequeño brote de COVID-19 en el Adventure of the Seas de Royal Caribbean. Seis pasajeros que navegaban en el buque, que había partido de la ciudad de Nassau el sábado, dieron positivo en las pruebas realizadas en las últimas horas, según confirmó este viernes Lyan Sierra-Caro, portavoz de la empresa.

“Cuatro de los huéspedes no viajan juntos y están vacunados. Tres son asintomáticos y uno tiene síntomas leves”, dijo Sierra-Caro a USA TODAY. Los dos pasajeros restantes, que forman parte del mismo grupo familiar, son menores que no están inmunizados.

Para navegar en el Adventure of the Seas, los pasajeros mayores de 16 años deben estar completamente vacunados contra el COVID-19 y recibir un test negativo antes de embarcar. A los menores, aunque no se les puede exigir vacunación, se les requiere presentar tests negativos. Por otro lado, toda la tripulación a bordo está vacunada con dos dosis.Turistas desembarcan del crucero Adventure of the Seas en Cozumel, México (Foto: REUTERS)Turistas desembarcan del crucero Adventure of the Seas en Cozumel, México (Foto: REUTERS)

Las pruebas en las que se detectaron los seis positivos se realizaron como parte de los controles rutinarios de fin de crucero, que la compañía ofrece como cortesía, ya que la mayoría de los pasajeros necesitan mostrar una prueba negativa para poder regresar a casa.

“Los huéspedes fueron puestos en cuarentena y luego se les volvió a hacer una prueba de PCR para confirmar su diagnóstico”, dijo Sierra-Caro. El barco está actualmente atracado en Freeport, en la isla de Gran Bahama, donde muchos pasajeros han desembarcado para realizar actividades como excursiones en tierra. Está previsto que el barco desembarque en Nassau el sábado, poniendo fin a un viaje de siete noches con paradas en la isla privada de Royal Caribbean, Perfect Day at CocoCay, Cozumel, México y Grand Bahama Island.

Los seis afectados y sus acompañantes volverán a sus hogares en avión desde Freeport. Para el resto de personas a bordo, el crucero seguirá con normalidad, sin necesidad de hacer una cuarentena. El Adventure of the Seas lleva 1.182 pasajeros y 900 miembros de la tripulación. Todos los contactos cercanos a los casos positivos dieron negativo en pruebas PCR cuyos resultados fueron entregados este viernes.El Adventure of the Seas en Cozumel (Foto: REUTERS)El Adventure of the Seas en Cozumel (Foto: REUTERS)

El gobierno de Bahamas dio la bienvenida el 14 de junio pasado al regreso de la línea de cruceros de Royal Caribbean International al archipiélago atlántico, que tomó como puerto base la capital, Nassau, con la embarcación Adventure of the Seas. El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, en una ceremonia de bienvenida después de un año de cierre debido a la pandemia de la COVID-19, dijo que había sido “un período largo y desafiante” para el país y toda la industria del turismo global y el sector de cruceros”. “Es un motor económico esencial para nuestro pequeño país”, agregó.

En 2019, Bahamas registró un récord de 5,4 millones de visitantes que llegaron vía crucero, con Royal Caribbean International a la cabeza con 2 millones de pasajeros traídos al archipiélago atlántico. Los pasajeros de cruceros con puerto de origen en Nassau llegan vía aérea a la capital atlántica y al final del trayecto regresan para desembarcar y volar de regreso a casa por avión.

El itinerario del Adventure of the Seas brinda a los bahameños emprendedores la oportunidad de aprovechar la demanda de servicios turísticos, lo que incluye proveedores de provisiones, excursiones y atracciones de todo tipo. El primer ministro Minnis dijo que la decisión de Royal Caribbean de tener el puerto base de Adventure of the Seas en Nassau está en línea con la sólida inversión que han realizado en ese destino durante muchos años.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba