El Mundo

Quiénes son y por qué fueron perseguidos Maria Ressa y Dmitry Muratov, los ganadores del Premio Nobel de la Paz

Los periodistas Maria Ressa y Dmitry Muratov fueron galardonados con el Premio Nobel de la Paz este viernes por sus “esfuerzos por salvaguardar la libertad de expresión” en Filipinas y Rusia.

Ressa dijo que su condecoración demuestra que “nada es posible sin hechos”.

“Un mundo sin hechos significa un mundo sin verdad y sin confianza”, declaró en una entrevista online retransmitida por su medio Rappler.

Ressa nació en Manila, la capital de Filipinas, un país con 105 millones de habitantes. A los 10 años emigró junto a sus padres a los Estados Unidos. Al terminar la universidad volvió al sudeste asiático, donde trabaja desde hace más de 30 años. Fue corresponsal y jefa de redacción de la CNN en Filipinas e Indonesia, y luego jefa de ABS-CBN, la cadena de televisión más grande de Filipinas.

En 2012 fundó el portal de noticiasRappler, reconocido por sus fuertes críticas hacia el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte.FOTO DE ARCHIVO: Maria Ressa, periodista y directora general del sitio web de noticias Rappler, posa antes de una conferencia de prensa para lanzar una comisión para redactar una "Declaración Internacional sobre Información y Democracia" celebrada por el grupo de derechos humanos Reporteros sin Fronteras en París, Francia, el 11 de septiembre de 2018. REUTERS/Gonzalo FuentesFOTO DE ARCHIVO: Maria Ressa, periodista y directora general del sitio web de noticias Rappler, posa antes de una conferencia de prensa para lanzar una comisión para redactar una «Declaración Internacional sobre Información y Democracia» celebrada por el grupo de derechos humanos Reporteros sin Fronteras en París, Francia, el 11 de septiembre de 2018. REUTERS/Gonzalo Fuentes

Rappler es un medio que impulsa investigaciones y el chequeo de datos. La audiencia del sitio creció rápidamente, al compás de las denuncias y críticas hacia el gobierno de Duterte, fuertemente cuestionado por su sangrienta campaña policial contra el tráfico de drogas: desde junio de 2016 causó miles de muertos, mientras que abundan las denuncias de que hay escuadrones de la muerte y las organizaciones de derechos humanos afirman que las víctimas al menos triplican las cifras oficiales.

“En Filipinas ahora estamos luchando por nuestra democracia. Lo que está en juego determinará si nos convertiremos en una dictadura o seguiremos siendo una democracia. Esto está sucediendo ahora mismo. La batalla es ahora. Es difícil luchar contra un gobierno pero tenemos que hacerlo como si pudiéramos ganar la pelea”, dijo en una entrevista con Infobae en 2018.

Su visibilidad dio un salto en 2018 cuando, entre otros reconocimientos, recibió el Premio Knight de Periodismo y la revista estadounidense Time la nombró Persona del Año junto con otros colegas a los que llamó “guardianes” de la verdad, como el saudí Jamal Khashoggi, que fue asesinado.La periodista filipina Maria Ressa. REUTERS/Lisa Marie David/Foto de archivoLa periodista filipina Maria Ressa. REUTERS/Lisa Marie David/Foto de archivo

En abril de este año, Ressa fue galardonada con el Premio Mundial de Libertad de Prensa Unesco/Guillermo Cano 2021, que condecora a personas u organizaciones que contribuyen de forma destacable a la defensa o la promoción de la libertad de prensa.

Mientras que Muratov es uno de los fundadores del periódico independiente Novaja Gazeta, “una importante fuente de información sobre aspectos censurables de la sociedad rusa que raras veces mencionan otros medios de comunicación”, valoró la Academia Noruega.

“No puedo atribuirme el mérito. Es de Novaya Gazeta. Es de los que murieron defendiendo el derecho de la gente a la libertad de expresión”, dijo Muratov enumerando los nombres de las seis personas asesinadas, entre ellas Anna Politkovskaya, según informó la agencia rusa TASS.

Su diario se publica de manera impresa los lunes, miércoles y viernes en Moscú, en regiones de Rusia y en distintos países. Algunos artículos en inglés del sitio web se publican en un boletín semanal.El director de Novaya Gazeta, Dmitry Muratov, habla durante una entrevista con The Associated Press en el periódico Novaya Gazeta, en Moscú, Rusia, el jueves 7 de octubre de 2021. Los periodistas filipinos Maria Ressa y ruso Dmitry Muratov han sido galardonados con el Premio Nobel de la Paz por su lucha por la libertad de expresión. Los ganadores fueron anunciados el viernes por Berit Reiss-Andersen, presidenta del Comité Nobel noruego. (AP /Alexander Zemlianichenko, Archivo) El director de Novaya Gazeta, Dmitry Muratov, habla durante una entrevista con The Associated Press en el periódico Novaya Gazeta, en Moscú, Rusia, el jueves 7 de octubre de 2021. Los periodistas filipinos Maria Ressa y ruso Dmitry Muratov han sido galardonados con el Premio Nobel de la Paz por su lucha por la libertad de expresión. Los ganadores fueron anunciados el viernes por Berit Reiss-Andersen, presidenta del Comité Nobel noruego. (AP /Alexander Zemlianichenko, Archivo)

El Comité Noruego recordó que desde el inicio del periódico fundado por Muratov seis de sus periodistas fueron asesinados.

Muratov, nacido hace 59 años en Samara, editó el periódico entre 1995 y 2017. Novaya Gazeta ha sido catalogado como “el único periódico verdaderamente crítico con influencia nacional en Rusia hoy” por el Comité para la Protección de los Periodistas.

El 18 de enero de 2010, recibió la orden de la Legión de Honor, la más alta condecoración de Francia, en el grado de Caballero. El 29 de mayo de 2010 obtuvo el Premio a las Cuatro Libertades por la Libertad de Expresión en Middelburg (Países Bajos).

Su trabajo ha contribuido a presionar al gobierno del presidente de Rusia, Vladímir Putin, y sirvió para otorgar una voz a los partidos minoritarios del país. También ha sido influyente para dar a conocer la situación de Chechenia y el norte del Cáucaso.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba