El Mundo

Realizaron en Japón el primer trasplante de pulmón a partir de donantes vivos para recuperar a una paciente de COVID-19

La mujer pasó con éxito la operación, realizada con órganos donados por su esposo y su hijo

Un equipo médico del Hospital Universitario de Kioto anunció este jueves que ha realizado con éxito el primer trasplante de pulmón desde donantes vivos a una paciente con graves daños pulmonares causados por el COVID-19.

La paciente es una mujer afectada de neumonía tras contagiarse de coronavirus a finales del año pasado, y a la que se aplicó respiración asistida después de que sus pulmones resultaran dañados por el virus, según informó el citado centro en un comunicado.

Un equipo médico compuesto por unos 30 especialistas le realizó la operación de trasplante en la víspera, y ha evolucionado favorablemente desde entonces.

Se espera que la paciente, que ya ha dado negativo por COVID-19 y ha permanecido tres meses con respiración asistida, sea dada de alta dentro de dos meses y pueda hacer vida normal en un mes más.Radiografía pulmonar de la primera paciente del mundo en recibir un trasplante de pulmón desde pacientes vivos (EFE)Radiografía pulmonar de la primera paciente del mundo en recibir un trasplante de pulmón desde pacientes vivos (EFE)

Los donantes fueron el marido y el hijo de la paciente, que donaron respectivamente parte de sus pulmones izquierdo y derecho.

Según el Hospital Universitario de Kioto, se trata de la primera operación de este tipo en el mundo realizada con éxito a partir de donantes vivos.

Anteriormente se habían realizado en otros países varias decenas de operaciones de trasplante pulmonar a partir de donantes con muerte cerebral, pero ninguna de estas características, precisó en su nota el hospital nipón.

Científicos identifican una posible diana contra el cáncer de pulmón

Científicos del Instituto de Investigación Biomédica (IRB) de Barcelona propone el sensor HMCES de daños en el ADN como objetivo para tratar algunos de los tipos más agresivos de tumores de pulmón.

Según explicaron los investigadores, con la medicina personalizada se ven las particularidades genéticas de un tumor individual para encontrar sus vulnerabilidades y ver el número de mutaciones a causa de un mecanismo de defensa antiviral, el sistema APOBEC, que puede dañar accidentalmente el ADN y provocar mutaciones.

El estudio reveló que la enzima HMCES es el talón de Aquiles de algunos tumores de pulmón, concretamente el de aquellos que presentan un mayor número de mutaciones causadas por el sistema APOBEC.

“Hemos descubierto que el bloqueo del HMCES es muy perjudicial para las células con el sistema APOBEC activado, que son muchas de las células de cáncer de pulmón, pero no tanto para aquellas en las que no está activado, como suele ocurrir en las células sanas”, especificó Fran Supek, jefe del laboratorio Genome Data Science del IRB.

“Además de mostrar especificidad para las células cancerosas, el HMCES es potencialmente abordable mediante fármacos, lo que lo hace un buen candidato para futuros tratamientos contra el cáncer de pulmón”, añadió Travis Stracker, antiguo jefe de grupo en el IRB Barcelona, que ahora trabaja en el National Cancer Institute (NIH / NCI) en Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba