Entretenimiento

El día que Michael Jackson compró los derechos de las canciones de The Beatles

Después de una recomendación por parte de Paul McCartney, El Principe del Pop se hizo acreedor de temas como Help!

Se sabía que la relación entre el bajista de The Beatles, Paul McCartney, y el Rey del Pop, había sido muy buena, pero después de una recomendación por parte de uno de los integrantes del cuarteto de Liverpool a Michael Jackson esta terminó en malos términos.

Paul le contó a Michael que el gran negocio de la música consistía en comprar los derechos editoriales de las canciones de los grandes artistas. Algo que Jackson no olvidó. McCartney le confesó al cantante que él había adquirido los derechos sobre las obras de Buddy Holly y Carl Perkins.Se cumplen 12 años de la muerte del Rey del Pop (EFE /Toni Garriga /Archivo) Se cumplen 12 años de la muerte del Rey del Pop (EFE /Toni Garriga /Archivo)

En 1985, cuandoMichael Jackson adquirió Northern Records por la cantidad de 47 millones de dólares los derechos de reproducción de las canciones de The Beatles que fueron compuestas entre 1964 y 1970, la época en que el cuarteto de Liverpool se dedico en la que se producción de las canciones más famosas de The Beatles, según anunció la revista de espectáculos Variety en los Angeles.

Los derechos de reproducción de 260 canciones, compuestas por John Lennon y Paul McCartney, fueron comprados en Londres por los representantes del cantante, según Variety, que también informó que el asunto se ha dio por concluido después de un año de negociaciones con la firma musical británica ATV.Las únicas canciones que quedaron fuera del repertorio quedaron fueron: Love Me Do, P.S. I Yove You, Please, Please Me, y Ask Me Why (EFE/Peter Powell/Archivo) Las únicas canciones que quedaron fuera del repertorio quedaron fueron: Love Me Do, P.S. I Yove You, Please, Please Me, y Ask Me Why (EFE/Peter Powell/Archivo)

De acuerdo con la revista, las únicas canciones que quedaron fuera del repertorio quedaron fueron: Love Me Do, P.S. I Yove You, Please, Please Me, y Ask Me Why.

El catálogo de la compañía musical ATV, poseía los derechos sobre las canciones de Little Richard y el grupo californiano Pointer Sisters. Las canciones de los Beatles que obtuvieron en su momento un gran impacto, y que adquirió Jackson fueron Help, Yesterday, Hey Jude y Michelle.The Beatles ha sido una de las bandas que se ha posicionado en el número uno por varias semanas en la lista de Billboard (Express Newspapers Via AP Images)The Beatles ha sido una de las bandas que se ha posicionado en el número uno por varias semanas en la lista de Billboard (Express Newspapers Via AP Images)

En octubre de 1983, Jackson y McCartney publicaron un sencillo titulado Say Say SayUn año después, los abogados de Michael comenzaron la negociación por el catálogo de The Beatles sin dar ningún aviso a McCartney.

Sin embargo, las canciones habían sido venidas por Lew Grade a la empresa Holmes a Court. Ante ello los empresario de dicha empresa no dijeron sí de primera instancia, sino que fue hasta que citaron a la viuda de Lennon, Yoko Ono, y McCartney para notificarles que Jackson había ofrecido 46 millones de dólares por los derechos.Michael Jackson falleció un 25 de junio de 2009 Michael Jackson falleció un 25 de junio de 2009

Jackson aumentó la oferta a 47 millones en efectivo y de contado por las canciones del cuarteto de Liverpool y finalmente la gente de Holmes a Court aceptó la oferta por los derechos al interprete de Thriller, quien dijo en entrevista haber hecho esa adquisición de las canciones de The Beatles por ser obras invaluables.

En distintas entrevistas, McCartney calificó la compra como una alta traición, incluso llamó a Jackson “perro sarnoso”. “Crees que alguien es tu amigo, y de repente, llega y te roba la misma alfombra en la que te sentabas con él”, comentó el bajista de The Beatles.

El icónico Michael Jackson se enriqueció gracias ha uno de sus álbumes más importantes en su historia, Thriller, que vendió más de treinta millones de ejemplares en todo el mundo.

El 25 de junio de 2009, mientras preparaba una larga serie de conciertos que iba a ofrecer en Londres, murió en su casa por un abuso de calmantes, una intoxicación por exceso de fármacos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba