Entretenimiento

El infierno de Victoria Ruffo por el contagió que sufrió su esposo de COVID-19

Omar Fayad incluso perdió una parte de su pulmón como secuela de la enfermedad

Victoria Ruffo se enfrentó a un difícil momento debido a que su esposo Omar Fayad, gobernador de Hidalgo, tuvo graves secuelas tras padecer COVID-19, pues terminó por perder una parte de sus pulmones.

La verdad fue un momento muy difícil para todos. Lo único que quería era rezar y saber que iba a entrar a una operación y que Dios lo cuidara y lo protegiera y que todo saliera bien”, afirmó Victoria Ruffo, según Noticieros Televisa.

Fayad se contagió en la primera ola que azotó el país en el 2020. Un mes después de haberse curado de la enfermedad, durante la inauguración de la primera fase del aeropuerto de Santa Lucía, el político se dio cuenta de que tenía algunas protuberancias en el torso.

Fayad contó en una entrevista para Las Estrellas que la preocupación lo llevo a hacerse una tomografía y que los doctores notaron que eran tumores, que en un inicio estaban seguro de que eran cáncer; la primera en saberlo fue la protagonista de La Madrastra.El político incluso perdió una parte de uno de sus pulmones. (Foto: Cuartoscuro)El político incluso perdió una parte de uno de sus pulmones. (Foto: Cuartoscuro)

Omar relató que, cuando Victoria se enteró, le impactó mucho la noticia. “Habló con mi esposa primero y le dije te voy a decir algo muy serio, no quiero llantos, no quiero preocupaciones, es algo que vamos a enfrentar, vengo del estudio, me acaban de diagnosticar cáncer en los pulmones”, relató Fayad.

Sin embargo, el gobernador del estado de Hidalgo compartió que, al realizársele la operación, los médicos se dieron cuenta de que los tumores no eran cancerígenos. “Ahí es donde ellos descubren que no es cáncer, no tiene la apariencia”, recordó Fayad.A pesar del diagnóstico, los doctores se dieron cuenta que no era nada de gravedad, por lo que la familia pudo tranquilizarse. (Foto: @victoriaolmos27/ Twitter)

A pesar del diagnóstico, los doctores se dieron cuenta que no era nada de gravedad, por lo que la familia pudo tranquilizarse. (Foto: @victoriaolmos27/ Twitter)

Los tumores extirpados fueron catalogados como benignos, por lo que el político quedó fuera de peligro, sin embargo, la carne que le retiraron representó un 20% de uno de sus pulmones.

A raíz de ello, el político busca instaurar un Centro de Investigación de las secuelas del virus SARS-CoV-2, con el objetivo de prevenir y tratar a tiempo los síntomas de las personas que presenten secuelas graves.

Por su parte, la actriz aprovechó para hacer un llamado a no dejar de cuidarse para evitar más contagios. “Decirle a todas las personas que han tenido COVID, como Omar, que por favor permanezcan atentas a su salud”, compartió Ruffo.Omar y Victoria se casaron en 2001. (Foto: @Joselin66149179/ Twitter)Omar y Victoria se casaron en 2001. (Foto: @Joselin66149179/ Twitter)

Y concluyó hablando de la experiencia de su esposo. “Que este virus deja secuelas que si no son atendidas pueden traer consecuencias muy graves, que por favor no se descuiden”, mencionó Ruffo.

Victoria Ruffo y Omar Fayad se casaron en 2001, cinco años después de la escandalosa separación de la actriz con el comediante Eugenio Derbez.

Cuando la actriz contrajo matrimonio con el político, ya tenía un hijo con Eugenio Derbez, pero a pesar de todo lograron establecer una relación única de padre e hijo.

Según José Eduardo Derbez, este conoció a Fayad cuando apenas era un niño y sus padres se encontraban peleando por su custodia.José Eduardo Derbez, hijo de Victoria Ruffo y Eugenio Derbez, se lleva muy bien con Omar Fayad. (Foto: @victoriaruffo/ Instagram)José Eduardo Derbez, hijo de Victoria Ruffo y Eugenio Derbez, se lleva muy bien con Omar Fayad. (Foto: @victoriaruffo/ Instagram)

Durante una entrevista con la periodista Mara Patricia Castañeda, el también conductor confesó que la relación que tiene con Omar siempre ha sido de complicidad.

“Él sí toma, él sí fuma”, declaró. “Entonces con Omar sí es de ‘Vamos por unos tragos’ y nos vamos por unos tragos. Es más, es como un adolescente de repente. Yo de repente en fiestas soy el que le digo ‘Oye, ya. Ya vámonos’”.

José Eduardo dejó en claro que siente una gran admiración por el esposo de su madre en todo sentido. “Es una persona muy inteligente, muy preparada, muy completa”, compartió.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba