El MundoEntretenimiento

La actriz Lori Loughlin fue liberada de prisión después de dos meses por su papel en el escándalo de sobornos universitarios

El marido de la intérprete, quien fue sentenciado a cinco meses de prisión, será liberado el 17 de abril

La actriz estadounidense Lori Loughlin fue liberada de una prisión federal después de cumplir una sentencia de dos meses tras ser encontrada culpable de pagar sobornos de 500.000 dólares para que sus dos hijas entraran a una prestigiosa universidad de California, dijo el lunes la portavoz de la prisión, Sally Swarts.

Loughlin, de 55 años, y su marido, el diseñador Mossimo Giannulli, de 56, pagaron coimas a un intermediario en 2016 y 2017 para que sus hijas pudieran ingresar a la Universidad del Sur de California (USC) haciéndose pasar por miembros del competitivo equipo de remo, cuando no practicaban ese deporte.

Un total de 50 personas fueron inculpadas en este caso, que desató una gran polémica en Estados Unidos ante casos donde padres adinerados se mostraron dispuestos a hacer de todo para garantizar el ingreso de sus hijos a una buena universidad, aumentando aún más el desigual escenario de posibilidades académicas y profesionales para los estadounidenses con distintos ingresos.

La pareja se declaró culpable de los cargos de conspiración por fraude bancario, conspiración para pagar sobornos en programas federales y conspiración para lavar dinero en el marco del escándalo.

Lori Loughlin con su hija Olivia Jade Giannulli (AP)

Conocida popularmente por su papel de la tía Becky en “Full House”, Loughlin comenzó a cumplir su condena el 30 de octubre en la Institución Correccional Federal en Dublin, California.

Loughlin también deberá pagar una multa de 150.000 dólares y hacer 100 horas de trabajo comunitario, dijo el fiscal de Massachusetts, Andrew Lelling.

En tanto, Gianulli fue sentenciado a cinco meses en la cárcel, pagará una multa de 250.000 dólares y deberá cumplir 250 horas de servicio comunitario. Ambos pasarán dos años en libertad condicional tras cumplir la pena de cárcel.

Felicity Huffman en prisión (The Grosby Group)

El matrimonio figura entre la lista de 30 padres ricos que se han declarado culpables en el caso, apodado “Operación Varsity Blues” por las autoridades. La investigación reveló que estos padres adinerados pagaron cuantiosos sobornos para lograr que sus hijos fuesen admitidos en prestigiosas universidades. Para lograrlo, se les corrigieron calificaciones de exámenes de ingreso o se les crearon perfiles deportivos falsos.

Se espera que Giannulli sea liberado el 17 de abril, según la Oficina Federal de Prisiones.

La hija menor de la pareja admitió que estaba “avergonzada” por todo lo que había sucedido con sus padres. “Me sentí tan avergonzada … aunque realmente no entendía al 100 por ciento lo que estaba sucediendo”, dijo Olivia Jade en el programa “Red Table Talk” de Jada Pinkett Smith.

“Lo que pasó estuvo mal y creo que todas las personas de mi familia pueden verlo y pensar que todo fue un desastre, fue un gran error, pero creo que lo que es tan importante para mí es aprender del error”, dijo la joven. “Tengo 21 años. Siento que merezco una segunda oportunidad para redimirme y demostrar que he crecido”, continuó.

La actriz de “Desperate Housewives” Felicity Huffman, inculpada en el mismo escándalo, se declaró culpable de pagar 15.000 dólares para que el resultado del examen de admisión universitaria de su hija fuese mejorado y pasó dos semanas en una cárcel de California. Fue liberada en octubre pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba