Entretenimiento

Ricardo Casares y su tatuaje para celebrar que está libre de COVID-19

Semanas después de haber dado negativo a COVID-19, Ricardo Casares decidió tatuarse para celebrar que recuperó su salud.

El presentador de Venga la alegría compartió este fin de semana en su cuenta de Instagram un mensaje y un par de fotos para hablar del nuevo diseño que luce y que tiene forma precisamente, del SARS-CoV-2.

“En una de las noches más difíciles durante mi coronavirus, cuando apenas podía respirar y lleno de miedo y desesperación, recordé dos frases que tengo tatuadas ‘siempre sigue adelante’ y ‘nunca dejes de creer’ decidí que así enfrentaría al virus, con esa actitud”, escribió al inicio de su mensaje.

Según Casares, en aquellos momentos apareció el tatuador Isaac Abraham (quien apareció en una de las fotos junto a él). “De inmediato hicimos click, con su estilo de arte plasmó a la perfección mi idea y lo que quería tener en la piel”.

El presentador le agradeció por el tatuaje y mandó un abrazo a la gente que está luchando contra el coronavirus. “Peleen con fe y confianza y así sin duda le van a ganar”.

A principios de agosto el presentador sorprendió al aparecer en una foto en Twitter conectado a un tanque de oxígeno.

Desde finales de julio se supo que estaba contagiado de COVID-19 y por ello se había ausentado de Venga la alegría, pero no se tenía información de las secuelas que enfrentaba.

Así que Ricardo usó la foto para pedir a sus seguidores extremar precauciones.

“Ponerte el tapabocas es más fácil que ponerte el oxígeno. Guardar tu distancia es más fácil que estar pegado al tanque. Creo en salir a recuperar nuestro país con trabajo pero, de verdad, no dejemos las medidas. Hoy sé lo duro que es esta enfermedad y asusta mucho tenerla. Cuídate”, escribió en la red social.

Una semana después, Casares compartió en Instagram una foto similar para hablar de cómo continuaba su recuperación.

“Escribo esto para decirte que esto es de verdad, que si existe y que a cualquiera le puede dar muy fuerte. Quiero decirte que es más fácil ponerte el tapabocas que ponerte el oxígeno, que es más fácil mantener una sana distancia que estar pegado al tanque. Hoy cumplo 21 días con el virus y sé que me faltan varios más, pero gracias a Sol, mi médico, familia, vecinos, compañeros y amigos la neumonía empezó a ceder. No quiero atención por este posteo pero si quiero decirte que un par de noches me moría de miedo, que la vi cerca y por eso te seguiré repitiendo: cuídate todo el tiempo. No hay necesidad de tomar riesgos”, escribió. “Una y mil veces más, gracias. El coronavirus me dejó por momentos los pulmones vacíos, pero todos sus mensajes me llenaron el corazón”.

Y en una entrevista con sus compañeras Flor Rubio y Laura G, el 24 de agosto, Casares comentó que seguía con oxígeno varias horas al día para tratar su neumonía y que la enfermedad le afectó las cuerdas vocales y le provocó taquicardias.

Finalmente el pasado 14 de septiembre pudo volver al foro de Venga la alegría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba