Nacionales

Áldo Cáder, Marina de Torrento y Carlos Sánchez renuncian a su cargo en la Sala de Lo Constitucional

Áldo Cáder Camilot, magistrado de la Sala de lo Constitucional renunció de forma irrevocable a su cargo, luego que se ordenara su destitución, junto a los otros 4 funcionarios, por la Asamblea Legislativa.

La remoción fue declarada como inconstitucional por el Máximo Tribunal, por lo que manifestó en una carta que aún continúan bajo el cargo; sin embargo, él interpuso su renuncia y notificó a la Corte Suprema de Justicia y al Parlamento.

Además, Camilot aseguró que no tiene una vinculación partidaria, como habría sido señalado en su destitución.

“Todas mis decisiones como juez institucional han sido conforme a mi criterio jurídico en respeto a la Constitución”, dijo en el documento firmado y compartido en su cuenta de Twitter.

Imagen

También la magistrada Marina de Jesús Marenco de Torrento renuncio a su cargo en la Sala de lo Constitucional. Fue la segunda funcionaria de esa instancia que presenta su renuncia.

Reiteró la inconstitucionalidad de su destitución y desmintió los señalamientos de vinculación con algún «partido político o poder económico».

Imagen

Finalmente Carlos Sánchez fue el tercer magistrado que renunció a su cargo este domingo. Su dimisión, de acuerdo a su carta, se debe al estado grave de salud de su única hija ingresada en el Hospital Rosales «que algunos diputados y funcionarios del órgano Ejecutivo no ignoran»

Imagen

Estas renuncias se suman también a la de Raúl Melara como Fiscal General. Melara hizo pública su renuncia después de las 9:00 de la noche del domingo. En una carta aseguró que su destitución es inconstitucional, al “carecer de fundamento jurídico y del debido proceso”.

En el decreto del Congreso, se conoció que la destitución corresponde a que los magistrados habrían cometido una «arrogante intromisión» al Gobierno del Presidente Nayib Bukele, haciendo referencia a las sentencias de inconstitucionalidad sobre las cuarentenas por la pandemia de COVID-19, así como el régimen de excepción que se declaró a nivel nacional.

Según los diputados del partido cian, incurrieron en «violaciones a los derechos a la vida, salud, seguridad jurídica, separación de poderes y principio de legalidad».

Aldo Cáder, Marina de Torrento y Carlos Ernesto Sánchez eran parte de los jueces que fueron removidos por los diputados afines a Bukele el pasado sábado 1 de mayo. Aclararon que no tienen vínculos partidarios que influenciaran su trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba