Nacionales

Así le responde la OEA a Bukele después de terminar el convenio de la CICIES

La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) “lamentó profundamente” la decisión del Gobierno de El Salvador de caducar el convenio marco que estableció la creación de una Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIES), decisión que fue anunciada el viernes 4 de junio por el Presidente Nayib Bukele.

El mandatario dijo en una conferencia de prensa que el fin del acuerdo obedece al reciente nombramiento del ex Alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, como asesor de la Secretaría General del organismo multilateral, actualmente, procesado por negociaciones con pandillas y ahora por apropiación de cuotas laborales.

“¿Cómo podemos tener un combate a la impunidad con alguien que obviamente tiene agenda política? Es evidente que lo de Ernesto Muyshondt es una jugada política de la OEA (…) la CICIES fue creada para luchar contra la corrupción e impunidad y no para promoverla”, afirmó Bukele.

La OEA responde

Imagen
Imagen

Según un comunicado que difundió la OEA este lunes 7 de junio, aclaran que Muyshondt no ha sido contratado en la oficina y que el ofrecimiento se hizo por “contrato honorario”, “aunque este contrato nunca se firmó”. Además, la Organización enfatizó que el ofrecimiento se hizo del conocimiento previo a la Cancillería de El Salvador y “en ningún momento”, la sede diplomática hizo “saber discrepancia al respecto”.

“Como es de obvio, más que obvio, elemental conocimiento de derecho diplomático y práctica diplomática, ni aun la contratación hubiera dado al señor Ernesto Muyshondt inmunidad ante tribunales salvadoreños, mucho menos “impunidad”. Semejantes errores argumentales son inadmisibles desde todo punto de vista”, expone.

Asimismo, indican que Muyshondt “no tuvo, no tiene y no tendrá contrato en la Organización”. “La Secretaría General no desea que esto se utilice como excusa para la salida de la CICIES del país (sin perjuicio de eventualmente considerar en su momento las denuncias realizadas por el señor Muyshondt en cuanto a violación de garantías del debido proceso, a saber: prejuzgamiento del caso por integrantes del poder ejecutivo, linchamiento en redes, convocatoria de militancia política para hacer presión sobre la sede judicial, etc)”.

En cuanto a las declaraciones de Bukele, la OEA “rechaza completamente” el argumento que dijo el gobernante y revelan las diferencias entre donantes de la CICIES y el Gobierno “a quienes se les había manifestado que hacían imposible la continuación de los trabajos de la Comisión”, puntualizando el “cercenamiento” que ha hecho la Fiscalía General de la República al trabajo de la CICIES.

Enumeran tres actos, el primero por la aprobación de la ley de uso de productos y tratamientos médicos en situaciones excepcionales por la COVID-19, aprobada el 5 de mayo por los Diputados, que básicamente blinda legalmente a los que provean bienes y servicios para tratar el virus, y además “beneficia a personas que podrían haber tenido participación en actos de corrupción por la inmunidad que se establece en el Art. 4 de dicha ley y la CICIES no podía seguir trabajando en un marco de eventual impunidad”.

En otro escenario, enlistan acciones del Gobierno, supuestamente encaminadas a impedir avances en las investigaciones a denuncias de corrupción y la recurrente actitud a inducir a la CICIES a investigar exclusivamente a políticos de la oposición, por acciones cometidas en el pasado. “Ello es absolutamente improcedente y contrario al compromiso que la Secretaría General asumió”, manifiestan.

La apreciación de la OEA es que “sin estos elementos ‘la lucha contra la corrupción’ es más un esfuerzo retórico que un objetivo político y ético, lo cual hace imposible para la CICIES acompañar este proceso”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba