Nacionales

Brock Pierce: El polémico embajador del Bitcóin en El Salvador

La semana pasada una comitiva de 30 empresarios interesados en invertir en el país, luego de la aprobación de la Ley Bitcoin, se reunió en Casa Presidencial.

El líder de los embajadores del bitcóin era Brock Pierce, excandidato presidencial de Estados Unidos y quien fundó la empresa Tether Holdings Limited en 2014.

La empresa ha sido investigada por la Fiscalía de Estados Unidos y una corte de Nueva York por ocultar pérdidas por $850 millones de dólares.

Según una publicación de la revista Forbes, del 9 de julio de 2020, una Corte de Apelaciones de Nueva York abrió la posibilidad de que la fiscalía abra de nuevo la investigación por una serie de negocios detrás de la criptomoneda. Tether y otra empresa investigada presentó una apelación que interrumpió de manera temporal la investigación.

A diferencia de bitcóin y otras criptomonedas, el Tether estaba destinada a tener un precio estable y respaldado por dólares estadounidenses reales. Pero en noviembre de 2018, comenzaron las dudas sobre el respaldo real de la moneda y comenzó la investigación.

Brock Pierce, quien visitó El Salvador y pretende ser el educador en el tema de las criptomonedas, también fue el cofundador de Block.One, otra criptomoneda valorada en $900 millones de dólares y Blockchain Capital, una de las más influyentes firmas de capital de riesgo en criptomonedas.

Sin embargo, detrás del empresario de la criptomoneda hay historias que lo vinculan con delitos de tipo sexual y con el quiebre de empresas.

Una de sus primeras empresas fue “Digital Entertainment Network”, mejor conocida por siglas DEN. La empresa fue dirigida por Pierce y dos amigos. Los tres estuvieron involucrados en una supuesta red de abuso sexual que involucraba a hombres jóvenes.

Digital Entertainment Network llegó a recaudar $88 millones, pero la empresa nunca fue rentable y pronto colapsó.

Los asociados de la empresa DEN, incluido Pierce, se fueron a España en el año 2000, luego que uno de ellos John Collins-Rector fuera acusado de transportar menores a otros países.

En mayo de 2002, la Interpol encontró armas e imágenes de pornografía infantil en casa de los empresarios. Uno de ellos estuvo detenido en una cárcel de España y luego fue extraditado a los Estados Unidos. Ante estos hechos Pierce se ha desvinculado.

Pierce dijo en un comunicado que las acusaciones en su contra no son ciertas y negó “haber tenido contacto íntimo o sexual con alguna de las personas que hicieron esas acusaciones”, cita un fragmento de una nota en la página hollywoodreporter.com.

Según la misma nota, en dos de los casos se retiraron los cargos contra Pierce. También el empresario logró resolver una demanda civil por $26 mil dólares, pero su socio, John Collins-Rector, fue condenado por múltiples cargos de incitación a menores.

Pierce también hizo negocios con Jeffrey Epstein un multimillonario de la criptomoneda acusado por tráfico y abuso sexual de menores.

Mientras Pierce vivía en España, creó Internet Gaming Entertainment (IGE), una empresa de juegos en línea que permitía usar la moneda virtual. El negocio se convirtió en una práctica prohibida por muchas plataformas de juego, ya que permitía el comercio con dinero real, por bienes virtuales.

Una nota del 4 de agosto de 2017, del periódico The Washington Post señaló que la empresa usaba a trabajadores chinos, quienes con salarios bajos acumulaban créditos jugando las 24 horas del día y vendiendo los créditos a jugadores del mundo.

Esa modalidad de explotación virtual se le llamó las “granjas de oro” porque pagaban a los trabajadores jóvenes solo 25 centavos por hora.

Según la misma nota periodística, IGE usó las identidades de residentes estadounidenses elegidos al azar en un directorio telefónico, para crear cuentas de juego y evitar ser detectada.

Se conectaban a servidores proxy para que sus actividades fueran difíciles de rastrear en su oficina de Hong Kong.

Finalmente, la empresa enfrentó una disminución de los ingresos y una investigación de las autoridades de Florida por una demanda colectiva. En la empresa IGE, Brock Pierce trabajó al lado de Steve Bannon exestratega jefe de Donald Trump.

El autodenominado embajador oficial del bitcóin en El Salvador fundó varias empresas, incluida Blockchain Capital, pero en 2017 se reestructuró con la nueva entidad de Block.one, la empresa detrás del desarrollo de la red EOS.

En 2015, Pierce fue elegido presidente de la Fundación Bitcoin y en 2018 la revista Forbes lo nombró una de las 20 personas más ricas en el mundo en critpomonedas, con un valor neto estimado de mil millones de dólares.

Pierce, también es conocido por haber incursionado en el mundo del cine, participando en películas de Disney “The Mighty Ducks” y “First Kid”, pero dejó de actuar a los 17 años.

“Es un gran honor encabezar esta delegación oficial de embajadores del Bitcoin en El Salvador para educar al Gobierno acerca del Bitcoin, Blockchain y tecnología que puede crear un futuro brillante para todos en la nación”, escribió Pierce en su cuenta de Twitter en su llegada al país.

Pero los mismos empresarios del bitcóin lanzaron una serie de criticas contra Pierce tras su llegada a El Salvador. Uno de ellos el presentador de podcast de Biz, John Carvalho, llamó a la delegación de Pierce “un circo ambulante”. Agregó que el legado de la Fundación Bitcoin “es una vergüenza” y la usan para influir.

Otros advirtieron a los funcionarios salvadoreños ser más cuidadosos como el caso de Warren Togami, vicepresidente de soluciones de la firma de tecnología Blockchain Blockstream, quien dijo a Nayib Bukele que Brock Pierce ha sido demandado por fraude en el pasado. Otros llamaron a Brock Pierce un estafador.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba