Nacionales

Bukele a Medios Impresos: ¿Cuándo hemos prohibido una marcha, farsantes?

La noche del miércoles, el Presidente Nayib Bukele salió al paso de las publicaciones que señalaron que, las nuevas reformas al decreto denominado «Disposiciones especiales y transitorias de suspensión de concentraciones y eventos públicos o privados”, abren la puerta a una posible coartación de las manifestaciones.

El decreto, que fue presentado ayer en la Plenaria, fue introducido por dispensa de trámite y entre otras medidas se establece que ahora tendrá vigencia hasta 45 días, es decir, culminará sus efectos hasta diciembre de este año.

La ley contiene restricciones de «concentraciones masivas, sin distanciamiento social, donde participen personas sin esquema completo de vacunación y donde no se respeten los protocolos de bioseguridad establecidos por el Ministerio de Salud y el gobierno».

De esta prohibición, se exceptúan los actos públicos de actividades artísticas, culturales y deportivas. El 14 de octubre, artistas, djs, batucadas, discomóviles y actores teatrales se concentraron frente al Palacio Legislativo para derogar el decreto, pues afectaba directamente los ingresos a sus hogares.

Este fue el razonamiento que usó Bukele para solicitar la modificación de la ley, según escribió en Twitter.

“Ayer me comprometí con los artistas a excluirlos del decreto YA APROBADO, que prohibía aglomeraciones por la pandemia. Además envíe la observación de reducirlo de 90 a 45 días. ¿Cuándo hemos prohibido una marcha, farsantes?”, replicó Bukele a una publicación de un medio escrito.

¿Qué contiene la disposición?

El decreto, que tendría vigencia hasta el 8 de diciembre, indica que quedará revocado cualquier permiso para realizar actividades en los que “no haya compromiso” de cumplir las medidas de bioseguridad, el aforo máximo a respetar y el cumplimiento del esquema de vacunación. Para garantizar esto último, será necesario presentar la cartilla de vacunación para acceder a los eventos que norma la ley.

El Ministerio de Salud emitirá las medidas a cumplir para la realización de los eventos, pero la cartera de Estado, junto a la Policía Nacional Civil (PNC), podrá suspender o prohibir la entrada a estos si no respetan.

La disposición también impone una multa de 20 a 100 salarios mínimos a personas naturales o jurídicas que convoquen, promuevan u organicen concentraciones, podrán cerrarse establecimientos y podrían incluir en el delito de desobediencia de particulares. 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba